SáBADO | 20 de Octubre de 2018
10.08.2018 |
ANTE LAS OBJECIONES DE TRADICIONALISTAS

(Ad Age) – A días de anunciar un ofrecimiento a pasar la noche en la Gran Muralla China en medio de lujosas comodidades y participar en una comida en la que cada plato representaba “un aspecto diferente de la cultura china y las tradiciones culinarias de su gente”, la firma desistió del evento.

  • La estadía iba a durar del 4 al 8 de septiembre de este año.

Airbnb había ofrecido una prueba seductora: la posibilidad de pasar la noche en la Gran Muralla China, en una torre que estaría equipada con exótico mobiliario y una cama de cuatro columnas. Pero días después del anuncio, la compañía anuló el evento.

En los medios sociales chinos, algunos comentaristas online habían expresado sus preocupaciones por el hecho de comercializar con ese sitio histórico, o la posibilidad de dañarlo. En la respuesta inicial de Airbnb, la compañía dijo que había trabajado con autoridades chinas sobre el proyecto y que proteger el monumento era del máximo interés.

Pero finalmente desechó el evento. “Aunque había un acuerdo en vigencia que fue la base del anuncio de este evento, nosotros respetamos profundamente el feedback que hemos recibido”, dijo Airbnb en una declaración. “Hemos tomado la decisión de no avanzar con esto”, y en su lugar trabajar con otros proyectos. La estadía iba a durar del 4 al 8 de septiembre de este año.

Separadamente, un comité cultural local del distrito donde Airbnb planeaba el evento dijo en los medios sociales que su departamento de protección cultural no había sido informado y que por lo tanto no había aprobado los planes.

Han existido otras campañas en el monumento histórico: en 2015, para promover a "Star Wars: The Force Awakens”, Disney realizó un evento con 500 Stormtroopers en la Gran Muralla, y la crema SK-II de Procter & Gamble realizó una instalación en el lugar en 2016 para publicar posters de niños que hablaban de sus sueños.

Airbnb ha venido haciendo grandes inversiones en el mercado chino, donde tiene la competencia de jugadores locales similares especialmente Tujia. La campaña, de Airbnb y FF Shanghai, destacaba la misión de la compañía de conectar a la gente. “Miles de años atrás, esta Muralla fue construida como una frontera”, decía su texto. “En estos días, atrae a la gente de todo el mundo”.

Airbnb ha realizado esfuerzos para asegurar a los cuatro ganadores y sus invitados experimenten las tradiciones culturales chinas. Los invitados iban a participar de una comida en el lugar, donde cada plato representaba “un aspecto diferente de la cultura china y las tradiciones culinarias de su gente”. También iban a asistir a un concierto de música tradicional del país.

Para ingresar al test, la gente tenía que responder a una pregunta de ensayo: “¿Por qué es más importante ahora que nunca romper las barreras entre las culturas? ¿De qué manera desea usted construir nuevas conexiones?

Ver todas las noticias »