JUEVES | 23 de Noviembre de 2017
05.06.2017 |
EL SISTEMA SE LANZARÁ A PRINCIPIOS DE 2018

(Advertising Age) – Una herramienta, llamada “The Ad Experience Report”, informará a los editores sobre la evaluación de los avisos, y el resultado será la habilitación de un “filtro” para evitar que los más intrusivos lleguen al consumidor.

  • El CEO de Google Sundar Pichai habla durante el lanzamiento de un producto de la compañía el último otoño en San Francisco.

Chrome, el browser de Google, pronto llegará con tecnología preinstalada que bloqueará a los avisos más fastidiosos que se pegan a la experiencia en la Web, confirmó la compañía.

Los editores podrán entender cómo serán afectados a través de una herramienta de Google llamada “The Ad Experience Report”, que les dará un score a los sitios de editores y les informará cuál de sus avisos tienen “experiencias molestas”.

Al mismo tiempo, Chrome les dará a los editores la opción de forzar una elección en la gente que está corriendo sus propios software de ad-blocking: una lista blanca para los sitios que no tienen ese tipo de avisos pueden desplegar o pagar un pequeño fee para acceder al contenido libre de avisos.

Los movimientos, que habían sido anticipados desde abril pasado pero seguían sin ser confirmados por Google, impactará en todo el ecosistema de publicidad.

“Todos nosotros sabíamos que la experiencia de avisos es un problema real, y que ese hecho ha confundido y enojado a los usuarios”, dijo Sridhar Ramaswamy, vicepresidente senior de avisos y comercio de Google, a Ad Age. “Nos dimos cuenta de que las soluciones como los ad-blockers penarían a todos, incluyendo editores que desarrollan grandes contenidos y están preocupados por la experiencia publicitaria que ellos ponen en sus sitios”, agregó.

Google no llamará “ad blocker” a su tecnología, y en su lugar la clasificará como un “filtro” que retira los avisos que los consumidores odian más. Estos incluyen a los pop-ups, avisos que aparecen con rapidez, cambian de colores o fuerzan a la gente a esperar 10 segundos antes de acceder al contenido de una página de un editor.

El esfuerzo para instalar ese software en Chrome es el resultado de un trabajo de la Coalition for Better Ads, entre cuyos miembros figuran Google, Procter & Gamble, Unilever, GroupM, Facebook, Thomson Reuters y The Washington Post, además del Interactive Advertising Bureau y la Association of National Advertisers.

En un operativo para desarrollar un Better Ads Standard y retrasar la expansión del software de ad-blocking, la coalición se fijó la tarea de determinar cuáles formatos publicitarios están más en falta. La entidad pagó a 25.000 participantes del estudio en Estados Unidos y Europa para calificar a 104 diferentes experiencias en escritorio y mobile. El “filtro” de Chrome está parcialmente integrado por esos resultados.

La industria está particularmente ansiosa por mantener al ad-blocking alejado de los mobiles, donde tiene un 1% de adopción, mientras que en las computadoras de escritorio llega al 18%, según el reporte de 2017 de la Internet Trends de Mary Meeker.

“Nosotros pensamos que hacer avisos correctos es realmente importante para el futuro de Internet. Nos gustan las fuentes de información que hacen un gran bien a Internet”, dijo Ramaswamy. “El ad-blocking ha sido un gran problema en desktop en los últimos años”, añadió. “Es necesario para todos ir hacia un ecosistema mejor y más estable para todos. Estamos entusiasmados con lo que anunciamos hoy”.

La opción de los editores de cobrar por un acceso a material sin avisos se llama Funding Choices.

“Queremos darles a los consumidores la elección”, dijo a Ad Age Scott Spencer, director de management de productos de Google. “El editor será compensado de una u otra forma y eso ayudará a explicarle al consumidor el valor de la publicidad”.

Google informó que espera desarrollar esta iniciativa a principios de 2018.

 

 

Ver todas las noticias »