MIéRCOLES | 24 de Octubre de 2018
14.02.2018 |
DATOS DE UN INFORME DEL CMO COUNCIL

La publicidad engañosa es el recurso más odiado por los internautas. Además, el 75% de ellos asegura estar preocupado por el creciente número de sitios de noticias falsos.

  • Entre los formatos de avisos digitales, el más odiado es el pop up intrusivo (21,8%).

Las empresas cuentan con innumerables caminos para llegar a sus audiencias en internet. No obstante, muchas alternativas pueden derivar en experiencias publicitarias con impactos negativos que se reflejen en la toma de decisiones de los consumidores a la hora de comprar o de vincularse con una compañía.
El CMO Council presentó un estudio titulado How Brands Annoy Fans (cómo las marcas molestan a fanáticos) para detectar qué comportamientos son los que más les fastidian a las personas y cómo ellas prefieren que se comporten las organizaciones en los canales online. La investigación se llevó a cabo mediante una encuesta a 2.000 participantes en Norteamérica y el Reino Unido.
Una de las principales conclusiones que arrojó este trabajo es que la gente reclama que se le diga la verdad. Ante la consulta sobre qué irrita más entre las formas de hacer marketing de las organizaciones, la opción más elegida –con el 22,6%– fue la de recibir publicidad engañosa. Detrás aparecen otras opciones como los anuncios de TV estúpidos o irritantes comerciales (11,3%) o las promesas no cumplidas (11,2%).
Tras un 2017 en el que algunas multinacionales alzaron la voz para reclamarles transparencia a las plataformas digitales, los usuarios también reclaman contenido de calidad: al 75% le preocupa el creciente número de sitios de noticias falsos o tendenciosos que intentan influir en la opinión pública o tergiversar hechos, historias o acontecimientos actuales.
Con respecto a la atención que se le presta a los avisos, el 32,4% señala que sólo le da importancia si es algo de su interés. En tanto, el 25,8% lo hace cuando algo es realmente atractivo. Mientras que el 18,4 suele ignorar cualquier tipo de anuncio.
Otra preocupación radica en lo fácil que es encontrar información molesta, detestable y objetable. Al 60,9% esta tendencia le resulta muy o extremadamente alarmante. En contraposición, apenas el 5% está tranquilo frente a esta situación.
En el estudio se refleja una pareja división del público cuando se pregunta si la publicidad de marca le resta valor a la experiencia online; el 43% acuerda con esta afirmación, el 38,9% lo niega, y existe un 18,2% que no está seguro de su respuesta.
Sin embargo, se produce un rechazo mayoritario hacia una empresa cuando la misma coloca una publicidad cerca o al lado de un contenido ofensivo: el 37,3% manifiesta que esto le cambia su pensamiento sobre la marca en las decisiones de compra, el 10,5% sostiene que las boicotearía y el 9% afirma que se quejaría o le plantearía problemas.
Entre los formatos de avisos digitales, el más odiado es el pop up intrusivo (21,8%). Luego vienen los videos auto-playing (17,4%) y los textos que sugieren hacer un clic sobre un ícono o un link (10,2%).

Ver todas las noticias »