LUNES | 24 de Septiembre de 2018
16.04.2018 |
PARA PREPARARSE ANTE LOS CAMBIOS TECNOLÓGICOS

(Ad Age) – El nuevo chief executive officer supervisará a la tecnología en toda la compañía, que será separada en seis áreas de negocios. La llegada de Diess se produce tras la salida de Matthias Mueller, fuertemente afectado por la “crisis de las emisiones” diesel.

  • Diess será el eje de un cambio estructural en VW.

Volkswagen ha designado un nuevo líder tras una reorganización de su management para que el mayor fabricante de autos del mundo pueda enfrentar una ola de cambios tecnológicos que cambiarán totalmente los modelos tradicionales de negocios de la industria automotriz.

Herbert Diess se convierte en el nuevo chief executive officer al tiempo que supervisará la tecnología en toda la organización, informó la compañía. La empresa será agrupada en seis áreas de negocios, con la división de camiones y buses preparada para una potencial situación de autonomía.

“Mi tarea más importante será unirme con nuestro equipo de management y nuestra fuerza laboral para perseguir en forma consistente y empujar nuestra evolución hacia un redituable proveedor de movilidad sustentable”, dijo Diess en la declaración.

La reorganización pone el poder en manos de Diess, ya que él continuará supervisando la división que lleva el nombre de la compañía. Rupert Stadler, que conduce la división de lujo Audi y que ha estado varias veces como centro de críticas por el rol de la unidad durante la “crisis del diesel”, asumirá la responsabilidad de las ventas. Las unidades de automóviles serán agrupadas en segmentos de volumen, premium y super-premium.

La designación de Diess para suceder a Matthias Mueller, quien dejó el cargo en forma inmediata, será la clave para reasegurar a los inversores que el formidable fabricante alemán es capaz de hacer una reforma. Los excesivos gastos y la pobre disciplina con el presupuesto fueron erosionando los márgenes de ganancias aun antes de que se desatara el escándalo de las emisiones de diesel en septiembre de 2015. Su gestión será juzgada enseguida por la forma en que pueda acelerar su renovación de la marca VW y prepararse para una era de vehículos autónomos impulsados eléctricamente.

Un signo de los cambios en marcha es que VW entra en la recta final de una potencial venta de acciones en su división de camiones pesados, el mayor cambio de la organización desde la salida de la última crisis. La unidad, que tiene muy poca superposición con las otras divisiones de la automotriz, cambiará su estructura legal para facilitar su acceso a los mercados de capitales, dijo la compañía en una declaración separada.

El hecho de darle a la unidad de camiones más independencia respecto del mayor negocio de vehículos de pasajeros marca la culminación de los esfuerzos del jefe de división Andreas Renschler, que trabajó desde 2015 en unir más firmemente las operaciones de vehículos comerciales para reducir costos compartiendo el desarrollo.

Diess, un ex ejecutivo de BMW que se unió a VW dos meses antes de surgiera la crisis de las emisiones, prometió desde el comienzo de su gestión perseguir nuevas tecnologías y frenar a la vez el crecimiento de los gastos.

La designación de Diess se produjo dos días después de que un comunicado de la compañía (sorprendente y críptico) decía que Mueller había acordado “en principio” a contribuir al cambio en el management, sin ampliar la idea ni mencionar a su suceso por el nombre.

 

Ver todas las noticias »