MARTES | 18 de Septiembre de 2018
18.12.2017 |
TODO ARRANCÓ CON UN PARTIDO DE CRICKET

(Ad Age) – Tres meses antes de que sellara el acuerdo con Walt Disney Co., Rupert Murdoch tuvo una sobria recordación de cuán rápidamente está cambiando el mundo de los medios.

  • Rupert Murdoch y Bob Iger.

La 21st Century Fox, del billonario Rupert Murdoch, estaba tratando de adquirir los derechos globales de televisión por los partidos de cricket de la liga principal de la India, una de las docenas de procesos de licitación de la programación deportiva en el que participó durante las décadas que lleva en el negocio. Pero esa vez Murdoch estaba compitiendo contra un nuevo rival: Facebook, que había ofrecido 600 millones de dólares para emitir los partidos.

Fox finalmente acordó a principios de septiembre pagar 2.550 millones de dólares por los derechos de TV y streaming del evento por cinco años. Pero las ambiciones de Facebook no se perdieron en Murdoch (86), quien ya había venido barajando la idea de vender grandes partes del imperio Fox a un mayor rival para crear un competidor más fuerte en la industria del entretenimiento, que cada día resulta más costosa.

“La oferta de Facebook por el cricket fue el  ‘toque de alarma’ de que el gigante digital estaba queriendo entrar en el deporte”, dijo Murdoch en una entrevista emitida por la Fox Business Network el jueves 14. Mientras tanto, Netflix y Amazon.com ya habían venido gastando dinero profusamente para adquirir una colección de programas populares, lo que creó una guerra de talentos para cadenas como FX, de Fox.

“Nos estamos moviendo en un momento crucial”, dijo Murdoch a Sky News.

Murdoch y Bob Iger sembraron la semilla del acuerdo en una noche de verano en el viñedo Moraga Estate, propiedad del magnate en Los Angeles. El par, que había estado en contacto muy cercano en parte por ser propietarios en conjunto del servicio de streaming Hulu, hablaron ese día de las fuerzas disruptivas que quebraban la industria e imaginaron cómo pintaría el futuro para sus respectivos negocios.

“Yo me fui pensando en que podría haber una oportunidad para que nosotros hagamos algo con él”, le dijo Iger a Bloomberg TV el mismo jueves.

Además de figurarse cómo podrían reforzar sus defensas contra los rivales digitales, el planeamiento de la sucesión fue otra cuestión central en el acuerdo, dijeron fuentes cercanas a los protagonistas. Iger, quien extendió su contrato por dos años hasta 2021 para ayudar a implementar el acuerdo, ahora tiene la opción de ubicar a James Murdoch para que tome las riendas. Esto podría potencialmente resolver el tema para el padre, que dejaría a su otro hijo, Lachlan, al frente del resto del imperio familiar.

El dueño de Disney, a su vez, realizó una llamada telefónica a pocos días de la cumbre en el viñedo y, a comienzos de octubre, las dos firmas ya estaban trabajando con asesores sobre un acuerdo potencial que Murdoch dijo que llevó al negocio “de regreso a nuestras fuentes, que son las noticias y los deportes”.

Iger admitió que él no había previsto como posible tal transacción un año antes, y ni siquiera hace seis meses.

Pero para Murdoch, este es “estratégicamente el momento justo y la jugada correcta”.

 

 

Ver todas las noticias »