SáBADO | 20 de Enero de 2018
21.12.2017 |
EN LA LUCHA CONTRA LOS AVISOS “MOLESTOS”

(Ad Age) – El nuevo programa de la Coalition for Better Ads comenzará en enero, cuando la entidad comience a certificar a los editores que se manejan con sus estándares y hagan que los browsers instrumenten su cumplimiento.

  • En la Coalición aseguran que los fees serán “razonables” y adecuados al tamaño de las entidades.

Deshacerse de los más molestos avisos de la Web es algo que va tener un costo… para los editores.

La Coalition for Better Ads dijo que su programa para reformular la Web arrancará en enero, cuando comience a certificar a editores que se guían por sus estándares y a hacer que los browsers instrumenten su cumplimiento.

La Coalición, un consorcio de grupos comerciales y compañías que van desde Facebook a Procter & Gamble, ha apuntado a avisos que su investigador considera “molestos”, incluyendo a videos que comienzan automáticamente y con el sonido habilitado, los pop-ups y los avisos de flashes intermitentes. Los editores que se alisten como voluntarios del programa de la Coalición, prometiendo no emitir esos avisos, serán notificados de cualquier violación potencial y tendrán una posibilidad de intervenir en la cuestión.

Los editores que no sean voluntarios se arriesgarán a tener todos sus avisos bloqueados por el browser de Google Chrome si éste detecta siquiera una violación. Todavía no existe la tecnología para que los browsers eliminen quirúrgicamente un aviso simple de una página.

De esta forma, el “voluntariado” podría ser algo menos que voluntario para muchos editores. Pero esto también tiene un precio.

“Mientras se estén finalizando los detalles, esperamos que los fees para las compañías certificadas se ubiquen en el rango de 5.000 dólares para las compañías mayores, con una escala descendente hasta llegar a ser potencialmente gratis para los editores muy pequeños”, dijo a Ad Age un portavoz de la Coalición. “Queremos hacer un programa accesible y fácil para que pueda participar un amplio rango de editores”, prosiguió.

“La Coalición comunicará más detalles en enero”, agregó el vocero. “Nosotros anticipamos que los fees serán razonables y que se acomodarán a la participación de entidades que van desde pequeñas a mayores”.

Ad Age invitó a un número de editores a que comenten la novedad, pero ellos declinaron hacerlo on the record, argumentando que no querían malquistarse con Google. Cuando se calcula a toda la Internet, incluyendo websites de marcas como Betty Croker –que fue advertida por Google en agosto pasado-, la Coalición está dispuesta a recaudar dólares masivos “voluntarios” de los editores. El costo se toma sobre cualquier ingreso que los editores se abstengan de ganar al detener la venta de ciertas unidades publicitarias.

Los propios editores premium que no emitan los llamados “avisos molestos” podrán considerar ser “voluntarios” para evitar la posibilidad de que falsos positivos causen un bloqueo de sus avisos por parte de Chrome.

Los fees voluntarios se suman a los nuevos y aun mayores costos que confronten los editores online. Los editores necesitan renunciar a aproximadamente 20.000 dólares para unirse a la iniciativa de “Certified Against Fraud”, del Trustworthy Accountability Group, y potencialmente tienen que poner aparte más de un millón de dólares para convertirse en obedientes del sistema.

 

 

Ver todas las noticias »