LUNES | 15 de Septiembre de 2014
01.08.2012 |
El ESPACIO DE GIECI - POR JOAN COSTA

Joan Costa, uno de los mayores comunicólogos europeos, y miembro del Grupo Iberoamericano de Estudios de la Comunicación Institucional (Gieci) vuelve sobre el tema del DirCom. En un extracto de la disertación leída en el acto en que la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas lo designó Doctor Honoris Causa, Costa va a fondo con la figura que es eje de la moderna comunicación corporativa. Resalta, sobre todo, la estrecha relación existente entre la reputación y la rentabilidad de las empresas. Por Alberto Borrini.

  • Joan Costa: “La filosofía del DirCom rebasa la ideología capitalista, la obsesión cuantativa y economicista de la empresa, para recuperar el aspecto humano, la equidad y asumir así su rol como nuevo actor social responsable”.

La comunicación ha dejado de ser una herramienta mediática exclusivamente instrumental, masiva y unilateral al servicio de las empresas para la difusión de sus productos. Y ha pasado a ocupar el lugar central que le corresponde en las organizaciones para la gestión de las relaciones humanas y sociales, de la reputación y la optimización de los resultados.

Pero cuando se trata de integrar los recursos, de gestionar la imagen pública, el posicionamiento y la reputación de la compañía, la necesidad de integración, las funciones y las estrategias, se convierte en imperativa, que no se puede delegar en un departamento determinado. En efecto, la parte no puede gobernar el todo, de ahí la figura integradora del DirCom.

La filosofía del DirCom rebasa la ideología capitalista, la obsesión cuantativa y economicista de la empresa, para recuperar el aspecto humano, la equidad y asumir así su rol como nuevo actor social responsable, introduciendo los valores éticos en la organización y en sus interacciones con el entorno.

En este contexto, la comunicación que antes estaba limitada a un simple instrumento mediático-publicitario de la cultura de masas y de la sociedad de consumo se ha convertido en un vector estratégico indispensable para la gestión del futuro y un recurso que vincula la toma de decisiones con la doble vertiente de la acción productiva y la acción de comunicación. No hay gestión eficaz de los valores intangibles, de la imagen pública y de la reputación institucional que no pase por la comunicación a través de las relaciones humanas y de las nuevas tecnologías de la información.

Desde esta filosofía, el DirCom asume una nueva visión global y de largo alcance, y un liderazgo directivo que integra cinco ejes:

 

-          La gestión de la imagen, la marca y la reputación corporativa como claves estratégicas de la excelencia profesional.

-          La gestión de la comunicación como el sistema nervioso central de la organización y como el instrumento estratégico corporativo en el ámbito interno y externo.

-          La integración de los recursos humanos, financieros y técnicos, y los valores intangibles en una acción común coherente con la identidad y la cultura de la empresa.

-          La consolidación de la conducta ética y la responsabilidad social como señas de su identidad distintiva.

-          La incorporación de la rentabilidad de los activos intangibles en los resultados de los negocios.

 

Este es el espíritu DirCom del nuevo management estratégico integrado. Y eso es lo que él aportará, desde ahora, al tejido empresarial y al sistema económico de un país.

Ver todas las noticias »