SáBADO | 1 de Noviembre de 2014
10.07.2013 |
INCIDENTAL INFLUENCIA EN EL MERCADO

(Advertising Age) - El Sumo Pontífice dice que los autos lujosos conducidos por sacerdotes y monjas le hacen doler el corazón.

  • La influencia indirecta de Francisco en una Europa que todavía no sale de la recesión.

¿Será que Ford tiene un amigo en las alturas? El Papa Francisco está usando un compacto Ford Focus para movilizarse en la Ciudad del Vaticano. Eso podría proveer un impulso en el marketing global de la automotriz y su modelo Focus, dicen los expertos.

El Papa aconsejó a los nuevos sacerdotes y monjas viajar en vehículos “más humildes” en lugar de conducir los rápidos y lujosos autos de último modelo. Para dar el ejemplo, Francisco está conduciendo un Focus de bajo precio en el Vaticano.

Scott Monty, el jefe global de medios sociales de Ford, dijo vía email que el ex cardenal Jorge Bergoglio, de Argentina, parece estar usando un Focus de “segunda generación” en lugar de un modelo nuevo.

Para el Papa Francisco es otro contraste más con respecto a su predecesor, el Papa Benedicto XVI, que tenía un vehículo eléctrico hecho a medida por Renault y un BMW X5, que le obsequió la automotriz germana.

El Focus no tiene nada de auto lujoso. Con un precio inicial en Estados Unidos de 16.310 dólares, Ford vende el vehículo como una alternativa eficiente en combustible para consumidores que buscan ahorrar dinero en la concesionaria y en la estación de servicio.

Como tal, el Focus es una marca perfecta para que el Papa envíe su mensaje austero a la Iglesia Católica, dijo Gary Stibel, CEO del New England Consulting Group.

“Es un auto inteligente para un Papa más inteligente”, dijo Stibel. “Es simple; el auto real para un Papa realmente humilde. Claramente Ford se beneficia de esto porque él ha elegido la marca”.

Michelle Krebs, analista senior de la consultora automotriz Edmunds.com, dijo que el product placement gratuito no hará más que impulsar a Ford, particularmente en Europa, donde las ventas de autos todavía se están recuperando de la recesión económica mundial. “La industria automotriz europea está en tan mala forma que las monjas podrían ayudar a un trabajador del ramo comprando cualquier nuevo auto. Y Ford estará entusiasmado con proveer todos los autos Focus que ellas quieran, estoy segura”.

La vista del Papa Francisco andando en un Focus, dijo la señora Krebs, también le da a Ford más municiones de marketing para su próximo debate con el rival Toyota acerca de qué compañía fabrica el auto más vendido del mundo.

Con más de 1 millón en ventas globales, el Ford Focus venció al Toyota Corolla como el auto más vendido del mundo en 2012, según la firma R. L. Polk & Co. Pero Toyota desafió públicamente a las cifras de esa consultora al decir que no tenido en cuenta a los Corollas vendidos bajo diferentes nombres de modelos.

“El Ford Focus es el auto más vendido del mundo, y por eso no es sorprendente ver a tanta gente que ama a este auto en todas partes”, señaló Monty, de Ford. Días atrás, el Papa Francisco les dijo a un grupo de futuros sacerdotes y monjas que eviten usar los autos más rápidos y los celulares más selectos, y que vivan una vida más humilde. “Me duele en el corazón ver a un sacerdote con un auto de último modelo. Si a ustedes les gustan los más lujosos, sólo piensen en cuántos niños están muriendo de hambre en el mundo”, concluyó el Pontífice.

 

 

Ver todas las noticias »