LUNES | 20 de Agosto de 2018
27.06.2017 |
ENTREVISTA CON EL VP ECD DE DAVID BUENOS AIRES

El creativo dialogó con Adlatina acerca de “Google Home Of The Whopper”, la campaña de David Miami se llevó el Grand Prix en la categoría Direct, de la que fue jurado. Además, hizo algunas críticas a la nueva modalidad de juzgamiento del festival.

  • “Burger King demostró que se atreve a exponerse y a bailar al ritmo de lo que pase”, afirmó Cubría a propósito de “Google Home Of The Whopper”.

Luego del muy buen desempeño que tuvo en Cannes Lions 2016 Manboobs, la campaña de David Buenos Aires para Macma, este año el trabajo cosechó nuevamente un Oro en Creative Effectivenes For Good, y la nueva pieza para el mismo anunciante, Everybody Loves Tits, obtuvo un Bronce en Film. Además, en esta edición David Miami se destacó con varios trabajos, incluyendo su campaña para Burger King Google Home Of The Whopper, que llegó a obtener un Grand Prix en la categoría Direct.
Adlatina mantuvo una charla con Joaquín Cubría, VP ECD de David Buenos Aires, acerca de la participación de la agencia en el Festival y su rol como jurado de Direct.
Cubría señaló que Google Home of The Whopper se destacó entre los trabajos de la categoría por su uso poco acostumbrado de la tecnología. “David Miami tuvo un buen sentido del timing, –explicó– porque otras marcas podrían haber llegado antes a aprovechar el dispositivo de voz de Google. Fue una manera muy inteligente de pagar 15 segundos de televisión y tener un comercial de 45, pero yo creo que empezó una conversación sobre un tema que no es cómodo para una marca, porque se está metiendo en la casa de la gente”. Cubría destacó que Burger King puso el tema en manos de los consumidores. “Cualquier otra marca se hubiese asustado cuando la gente empezó a cambiar la descripción del Whopper en Wikipedia o se hubiera retirado cuando Google lo cortó. Ellos, en cambio, demostraron que se atreven a exponerse y a bailar al ritmo de lo que pase: no veo muchas marcas capaces de hacer eso”, puntualizó. El creativo resaltó además que no fue fácil para Burger King actuar de esa manera, pero la marca “sorteó bien los obstáculos que encontró”.
En cuanto a su experiencia como jurado, Cubría señaló que fue muy distinta a la primera vez que participó, ya que en esa oportunidad lo hizo en Film: “Esa es una categoría más emocional –explicó– y aquella vez éramos muchos más jurados. En cambio esta vez fuimos pocos, y estuvo bueno porque las discusiones fueron más profundas, muy analíticas. Se le buscaban todos los defectos y virtudes”. El ejecutivo contó que la discusión por el Grand Prix fue muy extensa: “Vimos las cosas desde todos los ángulos posibles y tuvimos en cuenta muchísimos aspectos de cada campaña”.
Para concluir, Cubría expresó su desacuerdo con algunos aspectos del proceso de juzgamiento: “No me parece que esté buena la preselección de las piezas que se hace online, porque se repiten algunas y no siempre quedan las mejores. Muchos jurados tuvimos que apelar a la white card (cada integrante dispone de una) para proponer trabajos que no quedaron en esa selección, y algunas de esas piezas terminaron ganando Oro o Plata”. El creativo reconoció la dificultad de definir un criterio para tantos jurados, pero sugirió que extender el tiempo del proceso de juzgamiento en Cannes puede ser un modo de mejorar en ese aspecto.

Ver todas las noticias »