MARTES | 12 de Diciembre de 2017
27.07.2017 |
SEGÚN ECONOMIC GPS DE PWC

Tras la decisión de MSCI de mantener a la Argentina como "mercado de frontera", el anuncio de la emisión de un bono a 100 años y las expectativas gradualmente positivas de los inversionistas, el clima político y económico ha creado un alto nivel de incertidumbre y esta tiene un impacto transversal en todos los sectores de la economía.

  • Inversión de flujos de tipos de activos riesgosos a activos más seguros en momentos de alta incertidumbre.

El área de Economía de PwC Argentina acaba de publicar Economic GPS, un análisis de coyuntura y negocios. En esta edición, se analiza el Tracking, la evolución de los ingresos y gastos del Sector Público Nacional durante los últimos años y presenta caminos alternativos para abordar un equilibrio. Además, se aborda el Industry Roadmap, que analiza el grado de impacto que tienen en las organizaciones los fraudes y delitos económicos, antes de la sanción de la Ley de Responsabilidad Penal de las Personas Jurídicas. Para finalizar, en la sección Zooming, se presenta un panorama general de la evolución de la infraestructura como elemento clave en el desarrollo sectorial de la mayoría de las industrias; mientras que en Global Coordinates se analiza por qué la incertidumbre se ha convertido en un tema central del debate económico y no sólo para la Argentina.
El sector público de Argentina lleva siete años de déficit primario creciente y ocho de déficit fiscal; y si bien existe cierto consenso sobre un sendero convergente al equilibrio hacia el futuro, la manera en la que dicha problemática debiera ser abordada es materia de debate.
De la comparación de la situación fiscal de 2006 y de 2016, lo primero que surge es la capacidad que tenían los ingresos corrientes obtenidos por el Estado Nacional en el 2006 de cubrir la totalidad de los gastos corrientes del año. Cuando se analizan las principales diferencias en la cuantía y composición del gasto entre los años analizados, surgen dos aspectos que podrían explicar los cambios en el resultado fiscal: por un lado, el incremento de la participación de los rubros remuneraciones y prestaciones de la seguridad social y, por otro, la caída de la participación de las transferencias corrientes.
Por otra parte, en el Industry Roadmap y como parte de una encuesta sobre delitos económicos, se observó que se ha incrementado el perjuicio económico causado directamente por los delitos económicos. Casi la mitad de las organizaciones respondieron haber sufrido pérdidas por más de 100.000 dólares; destacándose, que 1 de cada 10 registró pérdidas que superaron el millón de dólares. A estas cifras hay que sumarle el costo en recursos internos y externos que se han dedicado a investigar los delitos sufridos: casi el 40% invirtió más de 50.000 dólares.
En Zooming, la relación más común que suele citarse entre la inversión en infraestructura (de transporte y urbana, entre otras) y el crecimiento económico se halla en los efectos que la primera tiene sobre el segundo, en especial a través de la mejora en los niveles de productividad. En términos generales, es un bien complementario para prácticamente todos los factores productivos.
Con base en lo anterior, puede indicarse que la inversión en infraestructura y una mejora del sistema logístico juegan un papel central en las perspectivas de crecimiento de la economía. Frente a este contexto, el Plan Nacional de Infraestructura y Transporte presentado a nivel nacional con el objetivo de transformar, modernizar y desarrollar la infraestructura y la matriz logística en conjunto con el sector privado, tenderían a ganar terreno en materia de competitividad y conectividad, con el consiguiente impacto en la actividad económica.
Por último, en relación con el apartado Global Coordinates, tras la decisión de MSCI de mantener a la Argentina como "mercado de frontera", el anuncio de la emisión de un bono a 100 años y las expectativas gradualmente positivas de los inversionistas, la incertidumbre se ha convertido en un tema central del debate económico que parecería ser concerniente no solo para los argentinos.
El actual clima político y económico ha creado un alto nivel de incertidumbre y esta tiene un impacto transversal en todos los sectores de la economía, ya que afecta a hogares, negocios y mercados financieros. Los responsables políticos tienen un papel fundamental que desempeñar, ya que pueden reducirla garantizando que cualquier cambio futuro en el entorno regulador, sea lo suficientemente gradual y previsible, y que a la vez conserve la capacidad de flexibilización para actuar en caso de crisis.

Ver todas las noticias »