MARTES | 12 de Diciembre de 2017
05.12.2017 |
NUEVO PROSUMER REPORT

El estudio que aborda el comportamiento de los prosumers, aquellas personas que catalizan los cambios culturales y que son los líderes de opinión de la vida cotidiana.

  • Cappellini, Vallejos, Gherari, Hendel y Riba en la presentación del informe.

Un futuro sin género es la última edición del Prosumer Report, el estudio de Havas que aborda el comportamiento de los consumidores que catalizan los cambios culturales y son líderes de opinión de la vida cotidiana. El poder de influencia en el entorno de los prosumers adelanta actitudes que crecerán entre el público general en los próximos 18 meses.

El informe presentó nuevas actitudes eque muestran que el género es mayoritariamente percibido como una dimensión líquida, abierta a la elección de cada persona.

Llos resultados completos fueron presentados en la sede de la colección de arte Amalia Lacroze de Fortabat de la Ciudad de Buenos Aires, frente a un auditorio conformado por destacados anunciantes y un panel especializado. Victoria Capellini y Ernest Riba, del equipo de estrategia e investigación del Havas, estuvieron acompañados por Soledad Vallejos, periodista y miembro del movimiento Ni una Menos; Natalia Gherini, directora ejecutiva del Equipo Latinoamericano de Justicia y Género; y Liliana Hendel, periodista y coordinadora de la Red Internacional Periodistas con visión de Género en Argentina.

Havas reveló que, si bien las desigualdades son vistas y criticadas por los prosumers argentinos, sólo un 19% de ellos se definen como feministas, lo que demuestra la confusión alrededor de las ideas acerca del feminismo y la deformación cotidiana del significado del término.

En el estudio se analiza cómo es percibida la mujer en la publicidad. En el 90% de los casos, ellas están asociadas a labores domésticas. En el 100% de los avisos de automóviles la mujer es considerada un objeto sexual, y en un 80% una voz masculina garantiza la calidad del producto.

En cuanto a la implicancia de esta investigación para las marcas, se identificaron tres ejes:

El feminismo, un asunto de naming: Los prosumers ven y critican las desigualdades, pero no se definen como feministas a causa de la deformación de su significado.

Roles, donde lo preestablecido manda: Aunque reconocen la inequidad entre géneros, es difícil para las personas desprenderse de los roles tradicionales que asocian al varón con liderazgo y fuerza, y a la mujer con cuidado y servicio.

La masculinidad, el deber ser en la mira: Se percibe mayor resistencia entre los varones a ganar espacios tradicionalmente femeninos, lo que sugiere que también son víctimas de la desigualdad.

A nivel global, un 54% de los prosumers manifestó que hay demasiados estereotipos obsoletos en publicidad, mientras que en Argentina el porcentaje es de 68%.

En Argentina, a un 71% de las mujeres y un 50% de los varones les molesta cómo son representadas las mujeres en publicidad. A nivel mundial las cifras son menores, sólo un 49% de las mujeres y un 38% de los varones opina lo mismo.

Por otra parte, la representación masculina le molesta a un 39% de las argentinas y un 47% de los argentinos. A nivel global ambos géneros lo piensan en un 31%. 

Ver todas las noticias »