MARTES | 12 de Diciembre de 2017
05.12.2017 |
“ESTO CAMBIARÁ AL MUNDO”

(Ad Age) – Mientras las cifras de ventas de autos decaen en Estados Unidos luego de una seguidilla de siete años consecutivos de crecimiento, General Motors se dispone a acelerar los planes para tener su propia flota de vehículos sin conducción dentro de dos años. La reducción de precios por viaje será notable, incluso en los primeros años.

  • El vehículo que planea utilizar General Motors en un par de años más.

General Motors planea tener su propio automóvil autónomo listo para el servicio de compartir viajes dentro de dos años, mientras la automotriz mira más allá de la tradicional propiedad de un auto para nuevas fuentes de ingresos impulsadas por la tecnología.

Después de pasar más de un año armando pieza a pieza el nuevo negocio, GM informó que esperaba estar lista para tener en 2019 en operación una flota de autos sin conductores. El servicio compartido podría estar dirigido por la misma firma automotriz o un asociado.

El plan llega en momentos en que las ventas de automóviles en su mercado estadounidense está reduciendo su ritmo después de una seguidilla de siete años consecutivos de crecimiento. El potencialmente lucrativo robotaxi podría ofrecer una nueva y mayor fuente de ingresos y mejores márgenes, especialmente desde que al funcionar sin conductores tiene el potencial de reducir drásticamente los costos laborales.

“Es una gran oportunidad”, dijo el presidente de GM Dan Ammann en una entrevista realizada en San Francisco esta semana. “Pensamos que esto cambiará el mundo”, se entusiasmó.

Servicios de llamados a distancia que ahora están en las rutas y calles, incluidos aquellos ofrecidos por Uber Technologies Inc. y Lyft Inc., cuestan a los consumidores alrededor de 2 a 3 dólares la milla, y las compañías pagan a sus conductores el equivalente de unas tres cuarta partes de sus ingresos, estima GM. Al retirar los costos del conductor, el precio podría caer por debajo de un dólar la milla, dijo Kyle Vogt, CEO de Cruise Automation, la unidad de San Francisco que desarrolla el software para los autos autónomos de GM.

 

Uber y Waymo

El panorama para cuando GM planea tener un servicio de autos sin conducción humana coincide aproximadamente con el momento en que Uber comenzará a brindar su servicio con 24.000 vehículos sports de Volvo, igualmente autónomos.

A su vez, Waymo, la unidad de autos sin conductor de Alphabet Inc. –propietaria de Google- informó semanas atrás que está a punto de empezar a trasladar gente en minivans autónomos de Fiat Chrysler.

GM no ha informado aún si operará el servicio por propia cuenta o no. A medida que el precio de los viajes decaiga, “el tamaño del mercado podría crecer entre 500 y 1.000 veces”, dijo Vogt. Días atrás, GM mostró su vehículo autónomo Bolt a analistas y medios para desplegar sus capacidades en las ajetreadas calles de San Francisco.

 

Mínimo mantenimiento

GM está tratando de crear vehículos autónomos que requieren un mínimo mantenimiento, de la forma en que los aviones se mantienen bien para el uso constante, dijo Vogt. Esta es una razón por la que Cruise ha utilizado el Bolt, impulsado a batería, para la tecnología de autoconducción: los autos eléctricos tienen menos partes mecánicas y deberían requerir menos atención, señaló.

 

El agresivo impulso de GM en este rubro, la conducción eléctrica y los viajes compartidos han sido factores clave para que las acciones de la compañía hayan crecido en los meses recientes. Este año subieron un 26%, comparadas con el 4% de ganancias de su rival Ford Motor Co. 

Ver todas las noticias »