MIéRCOLES | 18 de Julio de 2018
02.07.2018 |
REVIRTIÓ TRES TRIMESTRES DE DECLINACIONES

(Ad Age) – A pesar de los meses turbulentos que enfrentó la marca, con la salida de varios ejecutivos de primera línea, Nike pudo recuperar las ventas, que subieron un 13% hasta 9.800 millones de dólares. El ingreso neto de la marca fue de 1.100 millones, un 13% más que en el mismo período del año anterior.

  • En los últimos meses, Nike perdió una docena de ejecutivos, especialmente a Trevor Edwards, que era el presidente de la marca y un posible heredero del CEO Mark Parker.

El supuesto tóxico lugar de trabajo de Nike no parece afectar las ventas. El gigante del calzado deportivo con sede en de Beaverton, Oregon, informó de grandes resultados la semana pasada, revirtiendo tres trimestres de declinaciones, en particular en Norteamérica. Las ganancias siguieron a meses turbulentos para la marca a raíz de las quejas por un mal entorno laboral para las empleadas mujeres, una cultura machista y un éxodo masivo de varias figuras de nivel ejecutivo.

En el cuarto trimestre, los ingresos de Nike subieron un 13% hasta 9.800 millones de dólares. Para el año, lo hicieron en un 6% hasta 36.400 millones. Los ingresos en Norteamérica, que venían en declinación, retornaron al azul con una suba del 3% en el trimestre. El ingreso neto de la marca fue de 1.100 millones, un 13% más comparado con el mismo período del año anterior.

El chief executive Mark Parker apeló a todo para la expansión digital, particularmente con la base de miembros del Nike Plus, además de una nueva sociedad con la NBA y el crecimiento en el negocio de las mujeres que fomentó al incremento de las ventas. La compañía también adoptó un nuevo store concept para un local que abrió en Los Angeles y está planeando expandir su presencia en plataformas de medios sociales.

En 2019, Nike estará “priorizando el marketing digital y de productos”, dijo días atrás el vicepresidente y chief financial officer Andy Campion en una reunión con analistas.

En los últimos meses, Nike ha perdido una docena de ejecutivos, sobre todo a Trevor Edwards, que era el presidente de la marca y un posible heredero de Parker. En mayo, la purga incluyó a un vicepresidente global de marketing y a un director de marketing deportivo.

Aunque la marca Nike está en plena subida, su división Converse todavía está sufriendo una caída en las ventas. Para el trimestre, Converse informó un 14% de declinación en sus ingresos, hasta tocar a 512 millones de dólares. Converse, que tiene una nueva chief marketing officer (Sophie Barnbuck, proveniente de Nike) está trabajando ahora con la agencia Wieden & Kennedy, de larga actuación con Nike. También incorporó a Initiative para el trabajo global de medios.

 

Ver todas las noticias »