MIéRCOLES | 18 de Julio de 2018
18.06.2018 |
TECNOLOGÍA E IDEAS

La CCO de Wieden + Kennedy conversó con Evan Sharp, cofundador de Pinterest, sobre el modo en que creatividad y conexión se relacionan.

  • “Me gustan las plataformas como Instagram o Pinterest donde las ideas no están armadas del todo, sino que son fragmentos. No hay una autoridad moral necesaria”, explicó DeCourcy.

En una charla titulada “Las vidas (no tan) secretas de los creativos”, Colleen DeCourcy, CCO de Wieden + Kennedy, y Evan Sharp, cofundador de Pinterest, conversaron sobre el modo en que la conexión que permiten las redes sociales influye en la creatividad, para bien y para mal.
Según Sharp, Pinterest nació como una manera para que los usuarios puedan recuperar la creatividad y la imaginación de su infancia, soñar, y construir su vida idea por idea.
DeCourcy, por su parte, explicó qué significa la creatividad para ella: “Conectar puntos que nadie unió antes. Ver el mundo en un estado no terminado. Ser creativo profesional es hacer eso y también tomar ideas conocidas y darlas vuelta, presentarlas de un modo que genere respuestas, pensamientos”.
Con respecto a la situación de la industria, aclaró que, si bien la entrega y el destino de las ideas ha cambiado, el acto creativo en sí no lo ha hecho. Además, las herramientas que usan son accesibles a mucha más gente. “Cualquiera puede postear algo. Con ese volumen extra de material, el nivel de las ideas importa más que nunca”, agregó.
Además, remarcó que en un momento con tantas distracciones, es muy importante tener tiempo para reagrupar, inspirarse, lograr una suerte de flujo meditativo. DeCourcy sostuvo que cuando los creativos que trabajan con ella le presentan ideas ya vistas, es porque está sobrecargados y necesitan un momento de tranquilidad.
“El objetivo de la publicidad es lograr el contacto con la audiencia, pero eso se vuelve cada vez más difícil –sostuvo–. Antes se trataba de buscar una idea universal y ponerla en los medios. Ahora la cultura ya no es más un monolito, es difícil encontrar algo en lo que todos creen. Por eso se ven tantas causas sociales”.
Por otro lado, algo que permite la tecnología es crear en forma colaborativa con la audiencia, al ponerles algo adelante y ver qué pasa. Como ejemplo citó la campaña de Wieden + Kennedy para Bud Light Dilly Dilly, una exclamación que los consumidores hicieron propia. “Las mejores ideas tienen forma, representan algo en tu mente, pero vos hacés algo con las piezas que te dan”, explicó.
Es en ese sentido, DeCourcy y Sharp hablaron sobre el tipo de consumo que habilitan las redes como Pinterest. “Esta bueno estar involucrados en recolectar las cosas que importan en nuestras vidas”, dijo DeCourcy. La creativa sostuvo que la tecnología hizo lugar para muchas nuevas voces, y es bueno que eso se canalice en plataformas que tengan que ver con la representación y expresión. Agregó: “Me gusta la idea de que la gente diga qué es lo que le importa, quiénes son, qué lugar tienen en el mundo”.
Sin embargo, no es una discusión zanjada. “Es un momento importante para mí: todavía estoy viendo cómo funcionan mi creatividad y mi tecnología”, dijo.
Para finalizar, Sharp planteó qué responsabilidad tienen los medios hoy en día, ya que la proliferación de voces hace que la gran responsabilidad de comprobar la autenticidad y la calidad de la información recaiga casi exclusivamente en el consumidor.
DeCourcy coincidió en que la autoridad conllevaba responsabilidad, y explicó que tiene esperanzas de que las nuevas voces también respondan por eso. Sin embargo, agregó: “Me gustan las plataformas como Instagram o Pinterest donde las ideas no están armadas del todo, sino que son fragmentos. No hay una autoridad moral necesaria”.
En ese sentido, las redes sociales son un camino y todo lo que se encuentra en ellas puede tener un uso. “La creatividad es un acto de supervivencia –afirmó la CCO–. En la industria de las comunicaciones, vamos a seguir dándole esperanzas y ambiciones al público, representar sus esfuerzos, hacerlos reir y unirlos a pesar de sus diferencias en un momento compartido”.
Para finalizar, habló sobre la responsabilidad que tiene la industria publicitaria: “Ha sido cómplice de la objetificación de las mujeres, la invención de la familia blanca estadounidense. Podemos cambiar esa mirada y presentar más opciones. No creo que sea momento de ser pasivos sino de tomar acción. No caer en los lugares oscuros. Tomar una postura fuerte y no dejarse someter”.

Ver todas las noticias »