Effie Latam último deadline

Adlatina en asociación con Adage

Newsletter

Jueves 23 de mayo de 2019

Publicidad Global | A POCOS DÍAS

Por Redacción Adlatina |

Jurados iberoamericanos de D&AD hablaron de sus expectativas sobre el festival

Borrero (Interbrand), Guimaraes (BBDO New York), Nogueira (Almap BBDO), Rodríguez (MullenLowe SSP3), Soares (Clemenger BBDO) y Visco (72and Sunny) conversaron con Adlatina.

Jurados iberoamericanos de D&AD hablaron de sus expectativas sobre el festival
Algunos jurados iberoamericanos de D&AD: Borja Borrero, Bianca Guimaraes, Marcelo Nogueira, Carlos Rodríguez, Carmela Soares y Laura Visco.

Adlatina conversó con seis de los jurados iberoamericanos que participarán juzgando piezas en D&AD. Se trata de Borja Borrero, ECD EMEA y Latam en Interbrand, en la categoría Branding; Bianca Guimaraes, VP creative director en BBDO New York, en Direction; Marcelo Nogueira, ECD en Almap BBDO, Film Advertising; Carlos Rodríguez, CCO en MullenLowe SSP3, Direct; Carmela Soares, ECD en Clemenger BBDO, Digital Marketing;  y Laura Visco, deputy executive creative director en 72and Sunny, Film Advertising.

Adlatina: ¿Cómo será su acercamiento como jurado de un premio internacional que ya cumplió más de medio siglo?
Borja Borrero:
D&AD es uno de los festivales más prestigiosos de nuestra industria, es un gran honor ser parte del jurado de un certamen que durante años ha sido y seguirá siendo referente de la creatividad y dirección de arte a nivel mundial.
Bianca Guimaraes: Estoy muy feliz por estar juzgando en uno de los festivales mejor conceptuado del mundo y orgullosa de estar al lado de profesionales talentosos. Además,  siento una gran responsabilidad al premiar trabajos que realmente merecen y alcanzan la excelencia exigida.
Marcelo Nogueira: Me enorgullece haber sido invitado. D&AD es uno de los premios más respetados por los creativos de todo el mundo, por la tradición y el foco en la creatividad.
Carlos Rodríguez: El D&AD es uno de los premios más prestigiosos de la publicidad y el diseño en el mundo. El festival tiene una particularidad y un enfoque que lo hace muy especial, ya que es una organización que reinvierte los ingresos del evento en formación académica y de industria.
Carmela Soares: Es un honor increíble. No sólo es un premio internacional de más de medio siglo, sino que es súper difícil de ganar debido al criterio refinado que lo caracteriza.
Laura Visco: De adolescente, recuerdo estar obsesionada con sus anuarios, conocerlos de memoria. Pasaba horas y horas mirándolos. Poder definir qué gana este año en Film es un honor, como nerd del D&AD que fui, y que sigo siendo.

A: ¿Qué motivos personales lo llevan a entusiasmarse con la idea de ser jurado?
BB:
Por lo que mencionaba en la respuesta anterior. Además, soy jurado en una categoría maravillosa, Print y Outdoor, eso es muy emocionante.
BG: Me parece muy importante que el jurado esté compuesto por un grupo diverso de personas. Además, tiene un fuerte background en dirección de arte, algo que siempre admiré mucho del festival.
MN: Ver los resultados de D&AD y otros premios internacionales me ayudó a desarrollar un criterio a lo largo de los años, lo que es esencial para hacer un buen trabajo tanto como creativo como director creativo. Lo que es premiado acaba marcando lo que es considerado excelente en determinado momento en el mercado. Entonces, creo que ayudar a formar la nueva generación de creativos es una motivación.
CR: Juzgar publicidad es mi actividad favorita. Tener acceso a todos los entries del mundo, tener la posibilidad de pasar tres días conversando con los mejores talentos de diferentes empresas sobre lo que hacemos, seguir aprendiendo narrativas para contar las cosas, entender de primera mano por qué ganan, y sobre todo, premiar y reconocer los mejores trabajos, para mí es emocionante. Solo me produce orgullo representar a mi agencia, a mi país y por supuesto a Latinoamérica. Además, siempre he tomado el hecho de ser jurado como una oportunidad para enseñarle a los creativos de la agencia, pues después de hacerlo, trato de compartir con ellos mi experiencia y aprendizajes.
CS: Creo que lo más interesante es la combinación de entender y al mismo tiempo explicar el momento actual de la publicidad: cuáles son las principales tendencias, quién está cambiando la narrativa de nuestra industria y cómo la creatividad comercial está influyendo y siendo influida por la cultura y la sociedad. Siendo más egoísta, destaco la oportunidad de intercambiar ideas y aprender con los otros miembros del jurado, cuyas mentes son de las más creativas del mundo.
LV: Lo que más me gusta es ver trabajo que de otra manera no vería, locuras y cosas de otros mercados a los que no estoy expuesta. Por ejemplo, ahora me obsesioné con un comercial de un fisicoculturista que se aceita al ritmo de una canción de Carly Simon. Nunca lo hubiese visto de otra manera, y ahora no puedo parar de mirarlo.
 
A: ¿Cómo es la dinámica de la comunidad que se genera entre los jurados que comparten el juzgamiento en un festival?
BB:
Siempre hay muy buena onda y camaradería,  espero que esta vez sea igual o mejor. En los jurados siempre conoces personas interesantes de las que te haces amigo, con las que compartes y discutes diferentes puntos de vista que te llevan a madurar mucho tu criterio.  
BG: Hay momentos de discusión, votación, donde todos están en la misma página, o donde todo el mundo está súper cansado. En general, la dinámica acostumbrada es la del respeto por la opinión de todos en la sala y cuando esta difiere, el debate es intervenido por el presidente del jurado, que a veces dura varias horas.
MN: Un jurado internacional es siempre la oportunidad de convivir e intercambiar puntos de vista con profesionales increíbles. Las experiencias que he tenido hasta hoy han sido excelentes. Siempre hay mucha discusión y opiniones divergentes, claro, pero con respeto. La discusión puede ser dura, pero es sobre las ideas. En general, la gente hace amigos y sale satisfecho con el resultado del trabajo.
CR: Es increíble. He tenido la posibilidad de conocer gente de todos los rincones del mundo. Cada vez que voy a juzgar en un festival, hago amigos nuevos, y con muchos de ellos me he reunido una y otra vez. Además, las redes sociales permiten seguir en contacto 100% con ellos y eso da la posibilidad de compartir trabajo, intercambiar información e incluso hablar entre nosotros para buscar o promover talento.
CS: Es interesante observar cómo nuestro criterio cambia durante el proceso de juzgamiento. Al principio, un jurado no tiene muchos parámetros y está influido por opiniones personales y la cultura del país donde trabaja y vive. Durante los debates en la sala, estamos expuestos a una avalancha de opiniones diferentes y nuevos puntos de vista. Es un curso intensivo en perspectiva que abre la cabeza de la gente y te deja inspirada por un año entero.
LV: Casi siempre hay muy buena onda, me he hecho muchos amigas y amigos siendo jurado. Te das cuenta lo subjetivo que es todo. Yo suelo discutir bastante, porque de otra manera no tiene sentido ir. Hay algo que está bueno de discutir sin ninguna agenda en particular, solamente tratar de ser justa y premiar el mejor trabajo.
 
A: ¿Qué aprendizaje deja ser jurado? Si nunca lo fue, ¿qué aprendizaje supone que le dejará la experiencia?
BB:
Siendo jurado siempre aprendes mucho. He tenido la oportunidad de serlo en varios festivales y de todos siempre te llevas enormes aprendizajes. Aprendes a escuchar a los demás, afinas tu criterio, abres tu mente, generas discusión y defiendes tu punto de vista, eso es muy importante como profesional y como persona.
BG: Siempre me siento súper motivada e inspirada después de juzgar algún premio y procuro aplicar esa energía en mi trabajo. También creo que es una oportunidad muy agradable de escuchar diferentes puntos de vista y empezar a mirar mi propio trabajo.
MN: Creo que tener un bagaje profesional es esencial. Siendo joven o más viejo, es importante tener un repertorio, para poder juzgar lo que es de hecho nuevo y lo que ya se ha hecho antes. Muchos festivales invitan a participar a personas que ya han sido premiadas por esa institución, para mantener el nivel creativo. Hoy en día, creo que ser director creativo también ayuda.
CR: 
Compartir opiniones, discusiones y charlas con personas de otras ciudades y otras culturas, le da a uno un bagaje cultural y una experiencia que casi nada puede darnos a nosotros como creativos a nivel profesional.
CS: Trabajar algunos años, tener buenas ideas, escribir artículos, juzgar otros premios y ganar un cierto nivel de respeto en la industria creativa. Todo esto nos da el privilegio de estar en un jurado, y de aprender con otras personas admirables.
LV: Escuchar otros criterios y puntos de vista. También te permite hacer un balance de la industria, y saber dónde estás parada, también. Lo que te gusta y lo que no. Lo que marca el rumbo, o lo que es más de lo mismo. Siempre es una experiencia muy enriquecedora.
 
A: ¿Qué peso tienen los premios actualmente en la carrera de un profesional de la publicidad?
BB:
Son muy importantes, pero no lo son todo. Hacen parte de la ecuación y en cada momento de tu carrera tienen una incidencia diferente. En nuestros mercados hay creativos que saben ganar premios, pero no pueden mantener una buena relación con los clientes para construir sus marcas. O existen los creativos de PR, los que tienen muy buena relación con el cliente, pero son malos creativos, llevando las marcas al aburrimiento y comodidad. Por esto, es importante trabajar con profesionales integrales y equipos equilibrados que siempre te den creatividad y negocio.  
BG: Los premios son parte de la cultura de la carrera publicitaria. Ellos representan el reconocimiento de todo esfuerzo puesto en un trabajo y sirven como motivación para siempre superar lo que ya se ha hecho.
MN: Hay varios factores que pueden evaluar a un profesional. Los premios son uno de ellos. Dentro de una empresa, uno es juzgado por su postura y desempeño en el día a día. En este caso, los premios sólo confirman el buen trabajo que ya se reconocía. Pero para el mercado en general, los premios destacan a un profesional entre otros, con el mismo nivel de experiencia. Además de ser una señal de que el trabajo que hace es relevante en la opinión de sus pares. Alguien que conozco dijo una vez: “los premios son grandes cuando se ganan y una tontería cuando no”.
CR: Los premios son vitales en la carrera de un publicista. Primero, evitan que caigamos en la mediocridad del día a día en la que es tan fácil caer, y en la que muchas agencias y profesionales caen inevitablemente. Segundo, atraen talento a las agencias. Tercero, en un negocio de frustración donde todos los días nos dicen “no”, la satisfacción que genera lograr que un cliente te apruebe una idea, sacarla a la luz, que sea exitosa y que además te den un premio por ella, es inexplicable. Y por último, los festivales de publicidad son la vitrina para ver lo mejor de nuestra industria. Sin embargo, los premios no pueden volverse un fin, sino una consecuencia de hacer buen trabajo.
CS: Los premios son importantes. Sin embargo, al poner mucho el foco en ellos, el trabajo real sufre y acaba perjudicando la carrera de un profesional. Recibo las listas de creativos de todo el mundo y algunos de ellos tienen 150 Leones y 97 Lápices, pero cuando miro de cerca ninguna de las ideas podría haber sido útil para mis clientes aquí en Clemenger BBDO. La gente hace publicidad de bancos, de tiendas, de chocolates, de gobiernos, pero yo busco a quienes saben hacer buen trabajo para el cliente real.
LV: Siguen teniendo bastante peso. Y más un premio como el D&AD. Personalmente creo que es una vara bastante rara para medir la carrera, no me obsesiona en absoluto. Por eso disfruto la experiencia de ser jurado sin presiones, como un aprendizaje.
 

 

Redacción Adlatina


Suscripción Adlatina magazine