LUNES | 11 de Diciembre de 2017
06.12.2017 |
POR EL DÍA DE LA PUBLICIDAD

Con la presencia de los representantes más destacados de la industria, se analizaron los diferentes aspectos que influyen en la competitividad.

  • Gustavo Beliz, uno de los oradores del evento, junto con Germán Yunes, presidente de la AAP.

En la Convención Anual de la Asociación Argentina de Publicidad, Germán Yunes, presidente de la organización y CEO de Geometry Global Latina, expresó su deseo de “fortalecer la  industria creativa con un mayor desarrollo empresario”. Además,  invitó a todos los participantes del sector, asociados, cámaras y entidades gubernamentales a trabajar por una Argentina “que crezca en la industria del conocimiento, donde seamos valorados en el mundo por nuestro profesionalismo y capacidad creativa”.

La Convención Anual 2017 contó con la presencia de los representantes más destacados de la industria, en una jornada que permitió analizar los diferentes aspectos que influyen en la competitividad. Allí, se presentaron investigaciones que arrojaron luz sobre el presente del sector. Todos estos aspectos conformaron una convención distinta a las anteriores, con un fuerte eje en la evolución y el desarrollo de la industria creativa.

La industria nacional de la creatividad siempre ha sido reconocida por su alta calidad, pero se pondera además por ser fuente de sustento para más de 50.000 personas (12.500 de ellas en forma directa). Estas cifras, sumadas al potencial de exportación de servicios, llevan a esta industria a reposicionarse desde nuevos ejes, con mayor foco en la competitividad.

Según el Diagnóstico Estratégico de la Industria de la Creatividad, realizado por la consultora W para la AAP, el empleo directo en el sector está distribuido en alrededor de 450 agencias, con una dotación promedio de 28 personas.

Guillermo Oliveto, titular de la consultora, explicó que a diferencia de lo que sucede en otros sectores, se mantienen fuertes las agencias nacionales e independientes. Según la investigación, realizada en julio entre 382 empresas del rubro, este hecho contrarresta las tendencias actuales de otros sectores, más propensos a la globalización del capital y la concentración de players.

La industria creativa puede transformarse en una interesante fuente de ingresos para el país, teniendo en cuenta que durante los últimos 20 años Argentina siempre se mantuvo dentro del top 10 mundial publicitario. Este reconocimiento a la calidad ayuda a impulsar la exportación de servicios: 63% de las agencias consultadas ha realizado algún tipo de comercialización al exterior.

Para quienes exportan, los compradores más habituales son latinoamericanos (67%), entre los que destaca Chile (38%). Por otra parte, el 43% de quienes venden al exterior han hecho negocios en el mercado estadounidense. 

También se presentó en sociedad el Índice de Percepción Publicitaria, investigación de la consultora D’Alessio IROL para la AAP que mide las opiniones del público local. Según se mostró, la creatividad es el punto más valorado por la población, seguido por su capacidad de despertar empatía.

A partir del trabajo, realizado en base a encuestas a 500 argentinos, se desprende que la mitad de la población ha cambiado algún hábito a partir de la publicidad. En especial, los ha impulsado a incorporar nuevas tecnologías (33%) o a probar nuevos alimentos (27%).

La industria publicitaria no es ajena al impacto de las revoluciones tecnológicas. Para analizar este tema, Gustavo Beliz, director del Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe (INTAL) del Sector de Integración y Comercio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), fue el encargado de pronosticar el futuro del sector. A través de su estudio Robotlución, cuya pregunta inicial es si la robotización destruirá, desplazará o creará empleos, analizó la automatización del empleo y su impacto en la productividad.

“Ni tsunamis, ni arcoíris –declaró Beliz para el futuro del sector–, la creatividad siempre será irremplazable, es una característica humana”. En línea con lo planteado por el presidente de la AAP, explicó que el trabajo del futuro es colaborativo. Antes de terminar su exposición, presentó los desafíos de la industria de la publicidad: pensar la publicidad en tiempos en que todo es público, la conectividad en múltiples plataformas y el uso del big data.

El tema de los cambios tecnológicos también fue abordado por Sebastián Campanario, quien destacó el rol de la curiosidad en un mundo donde la velocidad de las innovaciones crece en forma exponencial.

Carlos Pallotti, subsecretario de servicios tecnológicos y productivos, se refirió a los cambios fiscales que impulsan el crecimiento del emprededorismo, como por ejemplo, la simplificación de trámites para la creación de empresas o los fondos de apoyo al desarrollo emprendedor.

La coyuntura laboral también estuvo presente en la Convención a cargo del doctor Julián de Diego, asesor laboral, quien indicó: "Tenemos los impuestos al trabajo más caros del mundo y muy baja productividad". En un detallado recorrido por los cambios propuestos en la reforma laboral que se presentó en el Senado, De Diego sostuvo que es una plataforma interesante para la generación de empleos, siempre y cuando no sea una acción aislada y se acompañe con otras reformas.

Ver todas las noticias »