MIéRCOLES | 19 de Septiembre de 2018
30.01.2014 |
UN SPOT DE LA AGENCIA DENTSU

(Advertising Age) - La línea ANA es la última compañía japonesa en ser criticada por caricaturizar a los extranjeros. Con la nota, el link para ver el spot cuestionado.

  • Escena del comercial de ANA.

All Nippon Airways (ANA), de Japón, se convirtió en blanco de ataques por un aviso que algunos hallaron desagradable e incluso racista. En él se presenta a un actor con aspecto de extranjero, utilizando una gran nariz de plástico y una peluca rubia.

El disparate podría ser una lección para compañías y agencias japonesas que se preparan para la vidriera que serán los Olímpicos de Tokio de 2020, especialmente desde que el aviso de ANA fue creado por la cada vez más internacional agencia Dentsu, y porque no es el único comercial que caricaturiza a los extranjeros de esa manera.

El aviso de ANA atrajo más prensa que la mayoría de los restantes, y el sitio de Time se refirió a él como “payasada” en un titular. La línea aérea pronto se disculpó, dijo que no intentaba ofender a nadie y modificó el aviso.

Los bloggers extranjeros que viven en Japón han señalado a muchos avisos similares, incluyendo un spot de 2013 para Toshiba que mostraba a una actriz con una nariz plástica, que luego desapareció del website de la compañía.

Brian Ashcraft, un escritor de Osaka que cubre a la cultura pop japonesa, ubicó al aviso en Kotaku.com, un sitio de noticias para jugadores, junto a un spot de Budget, una compañía de alquiler de autos, que mostraba a un imitador de Elvis con un copete en el pelo y también una nariz artificial.

“Típicamente, en la cultura popular japonesa, sea del arte del siglo XIX o historietas del rubro manga, los extranjeros son retratados con largas narices. Esto no siempre es verdad, y, por supuesto, hay retratos más matizados”, escribió en un e-mail.

“Si el gag es sólo una nariz de goma, esto parece muy trillado, ¿no es cierto?”, escribió Ashcraft, quien notó que hay otros comerciales en Japón que describen gente de diferentes orígenes de manera más hábil y no ofensiva.

El comercial de ANA estaba aparentemente tratando de describir a la aerolínea como más internacional. Mostró a dos pilotos de aerolíneas japonesas hablando en inglés sobre nuevas rutas a países extranjeros.

“Cambiemos la imagen de la gente japonesa”, dijo uno. “Seguro”, dijo el otro, y la cámara se dirigió a él, que repentinamente utilizaba una peluca y una prominente nariz.

Las reacciones online fueron mixtas; algunos no entendieron el alboroto y otros dijeron que el aviso era insensible y pedían a la gente que imaginara si éste, en su lugar, hubiera hecho mofa de los no-blancos.

Una vocera de la línea aérea dijo en un e-mail que el aviso no intentaba ofender y que ya se había emitido una nueva versión del spot para comunicar “el mensaje que queríamos dar de una manera más efectiva. Que es el de remarcar el número creciente de vuelos internacionales que la ANA está ofreciendo desde el aeropuerto de Haneda”.

Agregó que el comercial se originó en la agencia Dentsu, con sede en Tokio. El shop no hizo comentarios.

Michiko Morales, vicepresidenta de relaciones públicas del grupo Gabriel Marketing Group, con sede en Virginia, dijo que la línea aérea “no tenía noción de que podía ofender a cierta gente”.

“Japón es tan homogéneo, y la gente idealiza al pelo rubio y las narices grandes”, dijo la señora Morales, que fue criada en Japón y recientemente vivió otra vez en su país durante tres años. Pero con 2,5 millones de extranjeros que viven en Japón y los Olímpicos cada vez más cerca, dijo Morales, las compañías japonesas necesitan recordar que “no sólo ven en aviso japoneses que viven en su país”.

El comercial muestra a un comediante bien conocido, y claramente fue planeado durante meses, añadió. La experta cree que el equipo publicitario probablemente se negó a mostrarlo a un grupo de extranjeros para ver cómo repercutía entre ellos.

“Pero ellos realmente necesitaban pedirles su opinión a otras personas”, concluyó.

 

 

Ver todas las noticias »