Gut Top

Adlatina en asociación con Adage

Newsletter

Miércoles 18 de septiembre de 2019

Marketing Estados Unidos | (AD AGE) – LEJOS DE LA RECESIÓN

Por Redacción Adlatina |

Target y Walmart prueban que el motor de la economía está en marcha

Los minoristas big-box están superando las expectativas de ventas e ignorando las preocupaciones por los impuestos.

Target y Walmart prueban que el motor de la economía está en marcha
Más de 8 sobre 10 compradores encuestados en julio último dijeron estar planeando comprar en Walmart durante el siguiente mes.

(Ad Age) – Los temores de una recesión pueden estar creciendo en ciertas partes de la economía norteamericana, pero Walmart y Target Corp. están señalando que al consumidor del país le va bien.

Los minoristas de descuentos vencen tanto a las expectativas de ventas para el segundo trimestre como elevan sus guías de ganancias para el año completo, desechando las preocupaciones sobre impuestos, invasión de parte de Amazon.com y los deprimentes resultados de otros pares como Macy’s Inc., J.C. Penney Co. y Kohl’s Corp. Junto con los optimistas resultados del mercado inmobiliario de Home Depot Inc. y Lowe’s Corp., el paisaje que conduce al crítico período de las vacaciones parece más brillante.

“La economía del consumidor continúa motorizando la actividad de buena forma”, dijo Neil Sauders, analista de Global DataRetail. “El mejoramiento de las casas es un temprano indicador de problemas económicos, y desde los números de Home Depot no surgen signos de que el consumidor esté en un colapso emocional. Target y Walmart, ambos líderes de la corriente principal del país, apuntan a la misma conclusión”.


Los más fuertes

Walmart, Target y Home Depot, junto con otros recientemente destacados por su performance como Costco Wholesale Corp. y Best Buy Co., que se han destacado por alcanzar los fundamentos del retail: precio, variedad y conveniencia. Sus productos son accesibles, con suficientes novedades como para hacer que la gente regrese a comprar, junto con cosas nuevas como para atraer a los ocupados compradores. Además, su tamaño e influencia les da una ventaja frente a los proveedores que los rivales más pequeños no tienen.

Por ejemplo, Target, que está remodelando 300 locales este año y ha introducido alrededor de dos docenas de marcas privadas y exclusivas en categorías clave como vestimenta, decoración del hogar y bebidas alcohólicas. O Walmart, que empezará a ofrecer entregas directas a las heladeras de sus clientes en este otoño.

Las acciones de Target crecieron hasta un 17% después de informar sus resultados, que constituyeron un nuevo record positivo.

Un reciente servicio de compradores de analistas de Stifel conformó esa atracción. Más de 8 sobre 10 compradores encuestados en julio último dijeron estar planeando comprar en Walmart durante el próximo mes, un 71% más de los que dijeron lo mismo hace dos años. Target disfrutó de una tasa similar de incremento en la llamada “intención de compra” en ítems discrecionales (cosas que se quieren pero no necesariamente se deben tener) en los próximos meses, por encima del 16% promedio de los últimos siete años.

“Nuestra data sugiere que el consumo sigue fuerte en Norteamérica”, dijo Mark Astrachan en una nota.


El caso de los department stores

Pero, con todo, algunos minoristas están moviéndose con dificultades. Departament stores tradicionales como Macy’s y J.C.Penney arrojaron resultados ajustados, y la próxima ronda de impuestos sobre bienes chinos podría golpear fuerte en vestimenta y dejar a muchos más tambaleando.

No se trata sólo de impuestos: el clima desfavorable a comienzos de la primavera mantuvo a los compradores lejos de las compras de trajes de baño y ropa de calle, con el consiguiente perjuicio de los locales dedicados a productos estacionales. Para empujar las ventas, tanto Macy’s como J.C.Penney firmaron acuerdos con sitios online. El resultado es que los consumidores norteamericanos todavía están gastando, pero ahora son más exigentes y cautos.

Redacción Adlatina


Suscripción Adlatina magazine