Publicidad > Argentina | ENTREVISTA EXCLUSIVA
Por Natalia Biscione |

Milesi y Medvedocky: “Vamos a ser un equipo argentino con fuerte vocación internacional”

(Por Natalia V. Biscione, jefa de redacción de Adlatina) – El recientemente nombrado CEO de la filial argentina de Grey, Marco Milesi (que hasta el momento se desempeñaba como CEO regional) y el presidente de la oficina local y global creative partner de la red, Diego Medvedocky, dialogaron en exclusiva con Adlatina sobre los cambios de la agencia.

Milesi y Medvedocky: “Vamos a ser un equipo argentino con fuerte vocación internacional”
Milesi y Medvedocky: "Si bien, definitivamente trabajamos por dinero, no nos mueve esto. Nos mueve hacer un buen trabajo, tener un grupo de personas unidas que reman en la misma dirección".

Grey Argentina anunció la llegada de Marco Milesi como su nuevo CEO, para reemplazar a Denise Orman, quien anunció su salida para dedicarse a proyectos personales.

El hasta el momento CEO de Grey Latam, se instala en la capital argentina para liderar la oficina local e impulsar las operaciones globales de Grey Borderless desde el Hub de Buenos Aires, como head of Borderless operations.

Con más de treinta años de experiencia en la industria publicitaria, y tras haber vivido en diez países diferentes, en Estados Unidos, Latam, Europa y Asia, Milesi asegura: “Siempre he tenido a la publicidad argentina como referente, no solo regional sino global y por ende llegar a este país en esta etapa de mi vida y con este reto me llena de alegría y de expectativas. Con Diego trabajamos juntos desde hace casi diez años, pero ahora lo vamos a hacer codo a codo. Argentina ya está posicionada como una fuente de creatividad superior, ahora vamos a potenciar al máximo su capacidad de llegada internacional. Nos vamos a divertir mucho, de eso no tengo la menor duda”.

Diego Medvedocky, presidente de Grey Argentina y global creative partner, agregó:

“Marco es mi socio en la región desde hace años y conozco de primera mano su

experiencia haciendo crecer operaciones y su capacidad para interpretar y poner en valor las particularidades locales con visión global. Es la persona ideal para liderar esta nueva etapa de Grey Argentina, hacerla jugar en las grandes ligas, y al mismo tiempo convertirla en la plataforma global de un modelo de negocio que exporta talento al mundo”.


De hecho, el nombramiento de Marco le da un tinte internacional a la filial argentina…

M.M.: Soy un latinoamericano internacional. Soy un italiano sui generis; dejé mi país a los 27 y ya tengo 57. La gran parte del tiempo la he pasado en Latinoamérica, entre Colombia, Perú, Miami con un rol para Latinoamérica, y México. En mi carrera hay un ADN latinoamericano muy fuerte. Me faltaban dos grandes de la publicidad latina: Argentina y Brasil.

Así que surgió esta posibilidad en Argentina y me pareció muy lindo, porque la impronta argentina es absolutamente fuerte en publicidad. Es como ir al paraíso a nivel publicitario, con creativos muy cerebrales, muy intelectuales. Por otro lado, tenemos la ambición, el deseo, de que mi figura complemente muy bien con una visión que se ha vuelto más global.

D.M.: Grey es una agencia que, claramente, no quiere perder un milímetro de su argentinidad, sino más bien proponerse al mundo con una visión argentina pero global. Con lo cual, llego para consolidar algo que ya ha comenzado y que, por mis características evidentes, puedo ayudar a que pase de forma más contundente.  


¿Se trata de un nombramiento provisional o que está pensado a largo plazo?

M.M.: Uno se casa para toda la vida, pero si dejamos de largo los divorcios potenciales, sí, esto ocurre con la idea de largo plazo.


En esta mezcla de no perder la argentinidad pero a la vez proponerse al mundo, ¿hay una apuesta por ir más hacia la búsqueda de clientes fuera del país?

M.M.: Sí y no. Por un sinfín de razones la agencia tuvo, quiso, pudo mirar hacia afuera, y eso es previo a mi llegada. Yo lo he vivido, asistido y empujado la visión de argentina de salir del día a día local, que ha sido duro, no tengo que hablar yo de la situación y la crisis argentina. Por lo tanto, sí, vengo a empujar esto cada día más. Pero al mismo tiempo llego para consolidar una idea de la agencia que tiene absolutamente que ver con trabajar con clientes locales. No se pelean las dos ideas.

Por idioma, por cultura, por experiencia, por carrera, me resulta normal trabajar con más de un país y a nivel internacional. Nosotros vamos a ser un equipo argentino con fuerte vocación internacional.

Realmente creo que es sano tener un buen porcentaje de clientes argentinos, porque operamos en este país.


¿Cómo es ese porcentaje en Grey actualmente?

M.M. / D.M.: Hoy en día, hay un 50 y 50 de horas dedicadas a clientes locales e internacionales. Obvio que los internacionales, al pagar en dólares, dan un retorno desde lo económico, más alto. Pero, las agencias están formadas por seres humanos y si bien, definitivamente trabajamos por dinero, no nos mueve esto. Nos mueve hacer un buen trabajo, tener un grupo de personas unidas que reman en la misma dirección.


¿Pueden ampliar un poco de qué se trata de la visión bordeless?

M.M. / D.M.: Hay una mentalidad bordeless que pertenece a toda la agencia, de conquistar al mundo. Luego, hay una unidad más dedicada, con algunas cuentas y proyectos mundiales que trabajan con Nueva York y Londres a diario. Pero toda la agencia trabaja con proyectos y clientes internacionales.


¿Cuál es la necesidad de generar este rol?

M.M.: Buscamos consolidar la llegada internacional. El team está haciendo un trabajo excepcional, que no me necesitaba a mi directamente. Pero puedo ayudar a darle un mayor impulso. Vengo a traer eso, cómo crecer aún más, en volumen y crecimiento organizacional. Me encuentro con una madera muy bueno, con un trabajo extraordinario hecho por mi predecesora. Y se lo he dicho a ella, que su ligereza y dedicación le han hecho muy bien a la agencia.


D.M.: Para mí es una nueva etapa. Llevo mucho tiempo trabajando con Marco en Latam y confío en su capacidad para impulsar el negocio, que es lo que en este momento necesita la agencia. Y para Denise no tengo más que palabras de agradecimiento tanto en cuanto a la gestión del negocio como también por todo lo que nos hizo crecer a nivel profesional, a mí y al equipo de Grey.


¿Qué pasará con el rol de CEO regional?

M.M.: No se va a nombrar a nadie. Grey ya había reestructurado la organización, hoy somos 33 estudios en especie de network, que nos pone en un lugar interesante, porque pretendemos ser evidentemente una agencia extremadamente creativa, en contraposición con los networks muy grandes o a las boutiques muy nuevas. Nosotros tenemos una gran tradición. Y ya no vemos el mundo de forma regional sino mundial.


¿Qué proyecciones tienen a partir de estos cambios?

M.M.: En mi caso, contento de estar trabajando con Diego aún más de cerca. Y darle la posibilidad de crecer a la key people: Hernán (Kritzer), Gonzalo (Fernández) y Juan (Ure), Julieta (Margulis), Romina (Perrone), Pablo (Molina), Florencia (Kessler) y los chicos de Borderless, Jordana Sitt, Mariano Favetto y Joaquín Ares.