Effie Latam Inscripción abierta

Adlatina en asociación con Adage

Newsletter

Jueves 6 de agosto de 2020

Marketing Global | (AD AGE) – UNA PROGNOSIS POSITIVA

Por Redacción Adlatina |

La doble disrupción de la industria publicitaria y lo que puede sobrevenir

Todos los cambios que están produciéndose pueden terminar resultando positivos, pese a todo.

La doble disrupción de la industria publicitaria y lo que puede sobrevenir
Las olas de esta pandemia van sin duda a resonar, posiblemente durante años.

(Ad Age) – Mientras todos miramos el impacto de la pandemia del coronavirus, que se extiende cada vez más, está claro que los efectos sobre la publicidad tradicional y los servicios de marketing van a ser masivos. Como un paciente con la inmunidad ya comprometida, la industria del legado dio pasos en falso en 2020, golpeada por la declinación de los ingresos y los precios de las acciones, empujados primariamente por la continua disrupción de la tecnología, particularmente los vuelcos sísmicos iniciados por los teléfonos móviles.

Aun antes del “cisne negro” de la Covid-19, los precios de las acciones de WPP y Publicis habían caído en aproximadamente un 40% en tres años, mientras que las tasas de crecimiento seguían anémicas y se estrechaban los márgenes. Esta no es una industria solvente lista para enfrentar un shock de mercado sin precedentes.

Y ahora tenemos la disrupción amplificada de los eventos de la industria cancelados (SXSW, MWC, etcétera), además de una creciente lista de eventos deportivos y de entretenimientos, y la postergación de los Juegos Olímpicos.

 

“El mayor experimento de trabajo a distancia en la historia”

Estamos viendo ahora dramáticas respuestas. Políticas ampliamente implementadas han impulsado lo que un profesor universitario de Nueva York calificó como “el mayor experimento de trabajo a distancia en la historia”.

Los presupuestos de marketing están siendo recortados a fondo y congelados, sea porque las cadenas de suministros no pueden mantener el ritmo de las enormes demandas o, como ocurre en los sectores de viajes y hospitalidad, las demandas se han simplemente evaporadas. El 15 de marzo, la línea aérea escandinava SAS suspendió temporalmente al 90% de sus 10.000 empleados porque la demanda había “desaparecido”. Y eso fue sólo el comienzo.

Con esas duras circunstancias es difícil ver cosas positivas, pero tal vez algún bien puede emerger de eso. Este período de trabajo remoto podría crear un punto de quiebre para nuevas prácticas de trabajo que pueden reducir el impacto climático de todos los vuelos relacionados. Después de acostumbrarnos a enviar mensajes por pantallas, seguramente vamos a cuestionarnos el valor de viajes tan largos.

 

Las soluciones de la tecnología

Vamos a ver probablemente una apreciación acelerada de modelos de creación  “people-powered”. Ya, las prohibiciones en los vuelos han impedido a los directores y las tripulaciones alcanzar a locaciones distantes, y muchas presentaciones han tenido que ser canceladas. Pero las marcas pueden usar a compañías tecnológicas que pueden utilizar a directores de cine locales y fotógrafos en todo el mundo para producir contenidos desde cero sin que alguien tenga que subirse a un avión; hemos oído un creciente número de estos pedidos. De manera similar, los contenidos generados por el usuario a menudo duplican las tasas de conversión de una página de producto o e-mail como resultado.

La autenticidad y eficiencia de este tipo de modelos ya está bien probada: su buena relación con el medio ambiente y una mayor seguridad están ahora creciendo.

Las olas de esta pandemia van sin duda a resonar, posiblemente durante años, pero tal vez esta dolorosa disrupción cambie a la industria a largo plazo. A pesar de que la prognosis para los grandes jugadores de legado parece difusa, eso podría ser otro resultado positivo: una actualización para el trabajo remoto y un modelo de negocios disperso, y una más diversificada y sustentable industria.

Redacción Adlatina