Gut Top

Adlatina en asociación con Adage

Newsletter

Lunes 9 de diciembre de 2019

Publicidad Ecuador | AGENCIAS DESTACADAS POR SUS PREMIOS EN 2018

Por Redacción Adlatina |

Carlos Oviedo: “El hecho saliente del momento es la reintegración de las agencias”

El director general creativo ejecutivo y CCO de MullenLowe Delta conversó con Adlatina acerca del crecimiento de la agencia en 2018 y aportó su visión sobre la situación de la industria.

Carlos Oviedo: “El hecho saliente del momento es la reintegración de las agencias”
Oviedo: "Seguiremos tratando de ofrecer servicios creativos de nivel internacional, con alta exigencia en los proyectos de cada día".

─¿Cómo fue 2018 para la agencia?
 
─Realmente estos cinco años de la agencia han sido maravillosos. Tuvimos un crecimiento constante en todos los sentidos. Por fortuna, 2018 fue un año sensacional, en que fortalecimos la relación con los clientes y nos convertimos en sus aliados. Además, aprendimos mucho de las nuevas marcas que manejamos, que nos buscaron para ayudar a cambiar algo para bien. Aprendimos juntos con actualizaciones y conocimiento nuevo, gracias a nuestro programa permanente de capacitación Octopus Academy. Abrimos una gran oficina con servicios completos en Guayaquil, llena de personas valiosas. Tuvimos muchas campañas al aire que desafiaron las categorías en que participan las marcas y generaron resultados verdaderos y demostrables para ellos. Y por supuesto, el crecimiento financiero y de gestión fue el reflejo satisfactorio de este proceso que la agencia ha venido llevando. El año pasado ha sido una hermosa consecuencia de las buenas apuestas que la compañía ha hecho estos últimos años. Así que estamos muy contentos y es un mérito total de todos nuestros equipos, que con su empeño, talento y ganas de crecer todos los días han desafiado este mercado. Quienes lideramos este equipo sentimos inmenso agradecimiento por el aporte de todos.

 ─¿Cuáles cree que fueron los hechos salientes del año pasado para la industria de la publicidad?
 
─La reintegración en las agencias. Creo que después de décadas de dispersión de servicios y la creación de subcompañías (dentro de las agencias con una aparente especialización, pero con débiles sinergias entre sí) que fraccionaron los servicios y los ingresos, la industria está retomando la senda del servicio unificado para los clientes.

 ─¿Cómo ve la situación de la creatividad en la región?
 
─Muy compleja, cada vez más compleja. Muchos modelos demostrando su obsolescencia, muchas vitrinas llenas de estatuillas y agencias sin clientes ni servicios rentables y sin óptimos equipos para ofrecer servicio. Mucha gente afamada, pero muy distante de los clientes y de sus problemáticas reales. Creo que estamos pasando por un momento complejo en todos los países de Latinoamérica.

 ─¿Cuáles cree que son hoy en día los desafíos para una agencia? 
 
─Claramente, las agencias deben recuperar la importancia que hemos perdido. Me refiero a que las agencias dejamos de ser vitales para el negocio de los clientes hace años, dejamos de ser socios principales y necesarios. Y en segunda medida, creo que la rentabilización de los servicios que prestamos ―creatividad, tecnología, herramientas, talento, organización y gestión― son todos rentabilizables, si es que cada agencia tiene alta su autoestima. Creo que esos son los más grandes desafíos que debemos afrontar las nuevas generaciones de líderes de la industria.

 ─¿Qué objetivos tienen para este año?
 
─En la agencia, queremos seguir complementando el exitoso modelo de servicio que hemos ido construyendo hasta ahora, enfocado en los resultados para los clientes, consolidando la operación en Guayaquil y Quito, e integrando la mayor cantidad de disciplinas, procesos y herramientas de análisis a nuestro trabajo. Seguiremos tratando de ofrecer servicios creativos de nivel internacional, con alta exigencia en los proyectos de cada día. En fin, tenemos muchos retos, para seguir haciendo de esta agencia no sólo la de mayor facturación, creatividad, infraestructura, servicios y ejecución, sino una que influya en el talento de las personas para bien y en el desarrollo de la industria publicitaria ecuatoriana.

 ─¿Qué valor tienen los premios creativos para una agencia? ¿Le parece que ayudan a la hora de conseguir clientes? 
 
─Los premios aparentemente pueden ayudar a conseguir clientes, pero también ayudan a luego perderlos más fácilmente. Los premios en festivales siempre han sido importantes para esta industria, pero en mi opinión, nosotros mismos los hemos desvalorizado a niveles lamentables. Creo que los premios se deben otorgar a los trabajos que hacen sentir a esta industria orgullosa, a las marcas que los ponen en consideración del mercado y a los equipos que los crean y los ejecutan con admirable detalle, en ese estricto orden de importancia. Lo qué sí no son, en mi opinión, son premios a personas individuales. En el momento en que este círculo vicioso se convirtió en un objetivo unipersonal, en una obtusa competencia de listados de galardones y de egos multipremiados que no pueden ayudar a resolver verdaderos problemas de negocio de los clientes, se perdieron todos los escrúpulos, mucho de nuestro enfoque y la sustentabilidad económica como agencias. Cada vez hay más reputaciones falsas infladas por palmareses que no reflejan la realidad de su aporte a los clientes. Cada vez estoy más convencido de que los premios mal entendidos desenfocan las compañías creativas, las sacan de su verdadero propósito, las hacen poco rentables y de mal servicio y les quitan el equilibrio de lo que debemos hacer muy bien: hacer brillar las marcas con resultados demostrables, cuantificables y, sobre todo, que beneficien de verdad a esas compañías que creen en la creatividad y les apuestan dinero. Para mí, el mejor premio es cambiar una marca para bien, que muchos la reconozcan, que la hagamos crecer y que nuestros equipos estén orgullosos de lo que hacen a diario y lo puedan mostrar sin sonrojarse ni titubear, sin ocultarlo en portafolios mentirosos. Queremos que la industria sepa que nuestros equipos lo hicieron increíble, y que pueden intentar hacerlo aún mejor en el siguiente proyecto. Si después de eso se le otorga uno o varios premios en un festival a esos trabajos, se verán resaltadas nuestra convicción y nuestra coherente ambición.

Redacción Adlatina


Suscripción Adlatina magazine