Paxful 3

Adlatina en asociación con Adage

Newsletter

Jueves 13 de mayo de 2021

Publicidad México | NOTA EXCLUSIVA PARA ADLATINA

Por Redacción Adlatina |

Eduardo Fritsch y Luis Elizalde: “Morfina cumplió un ciclo de consolidación y ahora comienza otro distinto”

El CEO y socio fundador de Morfina, y el recientemente incorporado CCO y socio de la agencia, dialogaron con Adlatina sobre los desafíos y objetivos que se presentan, y dieron un panorama de la industria mexicana.

Eduardo Fritsch y Luis Elizalde: “Morfina cumplió un ciclo de consolidación y ahora comienza otro distinto”
Eduardo Fritsch y Luis Elizalde, en dialogo con Adlatina, dijeron: “La creatividad no tiene nacionalidades, simplemente se es creativo o no. El nacer en Londres no te hace automáticamente John Hegarty”.

Adlatina: Pregunta para Luis: ¿qué implica este nuevo desafío? ¿Cuáles son los objetivos inmediatos?
Luis Elizalde: 
El desafío es llevar el poder de las ideas a cualquier lugar en donde se encuentren los consumidores de las marcas de nuestros clientes. Morfina es realmente una one stop shop, en la cual convergen muchas disciplinas completamente desarrolladas. Shopper marketingbranding, diseño, social media y producción digital, por mencionar solo algunas. El objetivo inmediato es ofrecer a nuestros clientes actuales y futuros comunicación estratégica realmente integrada. Desde un spot de radio hasta arquitectura de marca completa, pasando por un journey de comunicación que explota todos los puntos de contacto off y online, pensado en que lo que rige, es una idea poderosa.

A: Pregunta para Eduardo: ¿cómo fue la incorporación de Luis y cuál cree que serán sus principales aportes?

Eduardo Fritsch: Morfina es una agencia full service que ha consolidado las diferentes áreas de servicio, así como la relación con nuestros clientes desde 2014. Luis Elizalde llega con el objetivo de darle continuidad y evolucionar lo que veníamos haciendo desde el día uno. Además, después de charlas que tomaron muchos meses, nos dimos cuenta de que teníamos muchas coincidencias, no solamente en la visión estratégica del negocio, sino también en los valores y la filosofía de vida. Estoy seguro de que con la experiencia de tantos años de Luis en la industria, somos la mancuerna perfecta para seguir evolucionando la agencia.

A: ¿Qué expectativas tienen ambos? ¿Cuáles serían los próximos desafíos?
EF:
 La expectativa es seguir ayudando a crecer a las marcas de nuestros clientes y, con ello, seguir dando buenos resultados de negocio, tanto para ellos como para nosotros. A la vez, algo muy importante para nosotros es que todos en Morfina sigamos creciendo profesionalmente y como seres humanos, y que al mismo tiempo, nos podamos divertir. Creemos firmemente que gente feliz nos lleva a clientes felices. Esto último probablemente es una de las partes fundamentales que nos hizo coincidir. Sin duda, el mayor desafío será seguir entendiendo las nuevas dinámicas del mundo con todo esto que estamos viviendo en términos de salud, de seguridad, de economía y tener la flexibilidad de adaptarnos e incluso de anticiparnos a las necesidades de nuestros clientes.
LE: La expectativa es trabajar en la agencia de nuestros sueños. Un lugar lleno de gente profesional, plena, que ama lo que hace y que como resultado hace trabajo increíble. Trabajo real, que la gente comparta y del que se hable en las reuniones de amigos. Eduardo y yo creemos que el mundo de las ideas debería estar lleno de gente satisfecha y aquí no solo me refiero a quienes trabajan en Morfina, sino también a los clientes. Clientes con mejores resultados, irremediablemente son clientes más felices. El próximo desafío empieza mañana. Y eso es mejorar nuestro trabajo todos los días y no quiero decir que lo que hagamos hoy no sea correcto, sino que siempre debemos tener el reto de hacer las cosas mejor que ayer. Es otro estado mental. Morfina cumplió un ciclo de consolidación y ahora comienza otro distinto. En esta industria las ideas que ponés allá afuera son tu tarjeta de presentación. Todos los días tenemos que mejorarnos a nosotros mismos, tenemos que tener la capacidad de análisis para encontrar los problemas que aquejan a las marcas de nuestros clientes y esforzarnos en hallar las maneras más creativas de resolverlos, independientemente del canal donde esas soluciones vayan a vivir.

¿Cómo ven la industria mexicana?
LE: Llevo veinticinco años trabajando en México (quitando los dos años que estuve en Estados Unidos). Es el mismo tiempo que vengo escuchando que “es un mercado que va a explotar creativamente”, y no ha terminado de hacerlo. Claro que ha tenido despuntes importantes en festivales, pero luego ha vuelto a tener un descenso. Es un mercado enorme y muy complejo. Es un mercado que crece como ningún otro, con marcas sólidas, mucha competencia y estrategias de marketing que involucran también muchas veces disciplinas distintas a la comunicación tradicional. En los resultados de negocio hay mucha gente involucrada. Las ideas cada vez se van haciendo más “científicas”, así que hay que ir puliendo y adaptando el trabajo para  lograr objetivos muy certeros en donde muchas veces, los lugares comunes tienen mejores resultados con los consumidores que una idea nunca antes vista. Es una lucha contracorriente constante, estamos convencidos de que una idea distinta siempre va a tener mejores resultados. De hecho lo hemos comprobado muchas veces con nuestros clientes. Decía Bill Bernbach que estamos tan ocupados midiendo la opinión pública que nos olvidamos de que la podemos moldear, de que estamos tan ocupados escuchando las estadísticas que olvidamos que las podemos crear. Una frase vigente hoy como hace cuarenta años. Esa es la eterna lucha, demostrar que una gran idea puede hacer la labor de muchas ideas mediocres. No es fácil, hay mucho dinero involucrado y los resultados son cruciales.

A: ¿Qué opinan del talento mexicano y del talento latino?
LE: Nos falta mucho por hacer en el terreno de la creatividad, pero afortunadamente siempre hay espacio para una buena idea. Hay mucho talento en las agencias, el secreto es lograr una comunión entre agencia y cliente para que juntos desarrollen una idea creativa que les emocione y que dé los resultados que están buscando. Una vez que un cliente ve un resultado con una buena idea, es difícil que crea que una idea mediocre le va a funcionar para sus objetivos de negocio. Tenemos grandes amigos en distintos lugares de Latinoamérica a los cuales admiramos y respetamos mucho. Amigos que dirigen equipos en Argentina, Colombia, Chile, Perú incluso amigos que trabajan y lideran agencias en Nueva York, Londres y Madrid. La creatividad no tiene nacionalidades, simplemente se es creativo o no. El nacer en Londres no te hace automáticamente John Hegarty.

Redacción Adlatina


Adlatina Magazine 120