Effie Latam 1er deadline Top

Adlatina en asociación con Adage

Newsletter

Domingo 12 de julio de 2020

Publicidad Argentina | EL LION OF ST MARK LE SERÁ ENTREGADO EL AÑO PRÓXIMO EN LA COSTA AZUL

Por Redacción Adlatina |

Mary Wells Lawrence fue homenajeada online por Cannes Lions y anunció su asistencia para 2021

El chairman del Festival Internacional de Creatividad, Philip Thomas, mantuvo el viernes un breve diálogo con la publicitaria que en los años 60 surgió de las filas de Doyle Dane Bernbach para romper con varios códigos profesionales de la época, incluyendo el de que una mujer creativa no podía llegar a CEO de agencia: desde Wells Rich Greene revolucionó la imagen de las líneas aéreas Braniff, creó una campaña histórica para Alka-Seltzer y concibió con Milton Glaser ―fallecido este fin de semana― la legendaria “I love New York”.

Mary Wells Lawrence fue homenajeada online por Cannes Lions y anunció su asistencia para 2021
El Festival elaboró ese “We love MWL” en homenaje al “I love NY” que ella misma creó en 1976.

Mary Georgene Berg, conocida profesionalmente como Mary Wells Lawrence por los apellidos de sus dos esposos, Bert Wells y Harding Lawrence, fue en 1966 la primera mujer CEO de una empresa que cotizó en el Big Board de la Bolsa de Nueva York ―su agencia Wells Rich Greene, que llegó a tener cien empleados y 39 millones de dólares en cuentas― y, esta semana, acaba de convertirse en la primera mujer reconocida por el festival de Cannes con el Lion of St Mark, que distingue trayectorias profesionales (desde la creación del galardón en 2011, los distinguidos habían sido sir John Hegarty, Dan Wieden, Lee Clow, Joe Pytka, Bob Greenberg, Marcello Serpa, David Droga, los hermanos Piyush y Prasoon Pandey y los socios Jeff Goodby y Rich Silverstein).

“Mary Wells Lawrence no es un simple equivalente femenino de Don Draper ―explicó Philip Thomas en el comienzo de la transmisión de Lions Live, unos minutos antes de hablar con ella―. Más bien, lo precedió y lo inventó”.

“Ella fue la primera ―recordó en la misma transmisión Howie Cohen, ex director creativo de WRG, la agencia de Mary―. La industria publicitaria eran tooooodos hombres, que se sentían intimidados cuando ella aparecía en escena, porque ella era más inteligente, más lúcida, más carismática y más determinada que todos ellos”.

“Cuando Mary comenzó su carrera, en los años 50, las mujeres no eran CEOs de empresas y ni siquiera pensaban en ello ―señaló Joni Evans, su agente literaria, fundadora de Pure Wow―. Pero ella era absolutamente distinta a toda la industria. Para empezar, porque comunicaba desde la emoción”.

Para explicar el modo en que Mary encaraba su actividad como publicitaria, Howe explicó que lo que hizo con Braniff no fue una simple campaña publicitaria, sino que “cambió la aerolínea”.

“Para Braniff yo le propuse el titular The end of the plain plane ―se enorgulleció Charlie Moss, ex CCO de WRG―. Nos miramos y coincidimos en que era demasiado obvio, con lo cual no hice más que hacer un bollo con el papel y tirarlo al cesto. Pero de pronto ella fue hasta el cesto, miró dentro, sacó el bollo, lo desabolló y comenzó a exclamar ‘¡sí, sí, es obvio, pero es divino!’. Y ese fue el titular”.

“Los comerciales de Mary eran inusuales, divertidos y, según sus propios clientes, memorables ―los describió Lesley Stahl, conductora de 60 Minutos en CBS News―. Si hoy digo plop, plop, fizz, fizz aún hoy todo el mundo sabe que eso es Alka Seltzer”.

Luego de todo ese reel de testimonios elogiosos, en escena apareció la propia Mary, riendo a carcajadas en el momento en que Philip Thomas la saludaba y le hacía la primera pregunta: “¿Cómo te está resultando la cuarentena, Mary?”.

“Me está yendo genial, más que nada porque siempre tengo muchísimo trabajo para hacer ―arrancó la homenajeada con sus 92 años―. Por eso la cuarentena me encanta porque puedo hacer todo a tiempo y nadie está esperando que yo aparezca en ningún lado. ¡Todo lo contrario de lo que ocurre habitualmente, siempre están queriendo que vaya a todos lados! De modo que ahora tengo todo el tiempo para mí misma y hago realmente todo lo que necesito y lo que me gusta”.

Cuando Thomas le preguntó qué consejo le daría hoy a toda la industria, ella afirmó sin rodeos “que se detenga el sinsentido, que la gente se una y haga las cosas de una vez”.

Luego él comentó que más de una vez, en su carrera, ella había tenido que encarar proyectos casi sin esperanza, como fue la creación de una campaña para la Nueva York de los años 70, casi sin esperanza como ciudad, y le preguntó si hoy ella es optimista con respecto al futuro: “No ―fue tajante Mary―. No, porque no veo líderes. Sí veo mucha gente inteligente en muchos lados, pero no veo que estemos yendo a ningún lado”.

La respuesta de Thomas, elogiosa para ella, remarcando que ella sí había sido una líder, claramente adelantada a su tiempo, fue interrumpida por Mary, que no lo dejó ni terminar la pregunta: “Es muy divertido ser líder, ¿sabe? ¡No es aburrido para nada!”.

Comentario que él tomó al vuelo para preguntarle qué consejo les daría a los jóvenes líderes de la actualidad, y en particular a las mujeres líderes: “En este momento estoy bastante enojada con las mujeres ―respondió Mary―. Hablo con muchas de ellas sobre lo que ocurre; con muchas mujeres muy inteligentes, tanto de la industria publicitaria como de otros negocios; y cuando les pregunto por qué no crearon una empresa ellas mismas, para dirigirla ellas mismas, me responden que no les interesa porque no se trata de una forma de vida que les atraiga, porque deberían trabajar demasiado, porque deberían dedicar los siete días de la semana al trabajo y porque quieren disfrutar una vida de verdad, con diversiones y sentimientos. Cuando me dicen eso yo les respondo que el trabajo es muy divertido. Obviamente los hijos y las parejas también lo son, pero para mí el trabajo es lo más divertido que puede ocurrirle a una”.

“¿Y usted siente que hoy, con esta pandemia universal, es un tiempo de cambios para ese tipo de situaciones”, inquirió el chairman de Cannes Lions. “Para mí son tiempos de confusión total ―se obstinó nuevamente Mary―. Nadie sabe qué pensar. Nadie sabe qué imaginar. Nadie sabe si lo que está pensando va a funcionar o no. Todo el mundo está asustado. Hace falta alguien con coraje, con ideas memorables, que impacte a la gente y la despierte”.

Por último, Thomas le hizo lo que él presentó como la gran pregunta para Mary: “En 2021 estaremos en Cannes y queremos entregarte el Lion of St Mark sobre el escenario. ¿Vendrás a recibirlo?”. “¡Sí, sí, sí! ―comenzó a responder ella sin dejarle terminar la pregunta―. Iré vestida de un modo fabuloso ¡y diré palabras muy osadas y atrevidas en agradecimiento!”.
Redacción Adlatina