Meta Video Awards
Marketers Top

Adlatina en asociación con Adage

Newsletter

Domingo 4 de diciembre de 2022

Publicidad Global | LUIS MIGUEL MESSIANU

Por Redacción Adlatina |

Influencia #5: “El marketing pusilánime cree que la gente deja de existir cuando cumple 50 años”, grita Vega Olmos

No es exactamente un grito lanzado con decibeles ni un aullido oral, pero sí una exclamación escrita que podría llevar cincuenta signos de admiración: porque el autor de esta columna la usa para presentar al publicitario mexicano más autorreinventado del mundo, el creador de una agencia que ya tiene 27 años, a la que le sacó hace años su apellido y le puso Alma y que en 2022 fue la Agencia del Año en Effie Awards Estados Unidos.

Influencia #5: “El marketing pusilánime cree que la gente deja de existir cuando cumple 50 años”, grita Vega Olmos
“Ahora que se ha puesto de moda el concepto de reinventarse, quiero que sepas que lo inventó Luis Miguel Messianu”, argumenta Fernando Vega Olmos, aquí con Luis Miguel Messianu en la experiencia de ambos en la Berlin School of Creativity. (Foto: Gentileza LMM)

El marketing pusilánime cree que la gente deja de existir cuando cumple 50 años.

Es por eso que no verás briefs escritos incluyendo gente de esa edad.

El marketing inteligente agrupa a las personas según sus intereses y emociones. (Recomiendo como ejemplo ver una película australiana de animación con plastilina llamada Mary & Max, en la que una niña de 9 años que vive en Melbourne se hace amiga por correspondencia de un jubilado polaco que vive en Brooklyn).

Lo curioso es que los pusilánimes aman la data porque nunca quieren correr riesgo alguno que ponga en peligro su carrera cortoplacista y su bono a fin de año.

A ellos les dedico este dato: los mayores de 50 años manejan el 75% del dinero en los Estados Unidos y sólo reciben el 10% de las iniciativas de marketing.

Esta larga introducción es para presentar a mi amigo Luis Miguel Messianu.

Hijo de inmigrantes rumanos. Criado y crecido en la ciudad de México.

Luis Miguel emigró a fines de los 80 a California a trabajar en publicidad.

En una agencia del mercado general.

“Era la era de picar piedras en el mercado hispano”, dice.

Tuvo con volver a México por la enfermedad de su padre, y ocupó una posición regional en Lintas.

En 1993 regresó a Miami, “esa ciudad que convenientemente está tan cerca de los Estados Unidos”.

Fundó su propia agencia.

Es el gran responsable de la evolución del mercado hispano.

“Me propuse poner mi granito de arena para elevar la imagen de los hispanos en los Estados Unidos.

Noté que algo estaba pasando en la industria del entretenimiento, en las artes y en la gastronomía, que no estaba sucediendo en la publicidad”.

Su agencia ya tiene 27 años. Como tantas otras agencias.

Pero Luis Miguel es el único que le sacó su nombre a la suya y le puso Alma.

Alma ha sido la agencia más premiada en los Effies en los Estados Unidos en 2022.

La más premiada de todas, incluyendo las agencias del mercado general.

Alma ha estado en la A List de Ad Age siete veces.

Y ha ganado más de 32 leones de Cannes en los últimos años.

Porque Luis Miguel ha sabido hacer lo que tal vez sea más difícil: rodearse de los mejores.

“Hacer equipo es lo más importante en esta industria”, dice, orgulloso de trabajar con quienes trabaja.

Hace cuatro años Michael Conrad me honró con una beca a mi nombre en la Berlin School of Creativity. Y me invitó a ser Godfather de la clase 18.

Fui a Berlín.

Entre los alumnos estaba Luis Miguel.

(La foto de esta columna es de ese momento).

Confieso que me asombró verlo allí.

“Eternamente curioso y sediento de aprendizaje. ¡Nunca es tarde!”.

Este año lo encontré en Barajas yendo a Cannes. Nos sentamos juntos en el avión.

Me compartió la tesis con la que se graduó en la Berlín.

Con el entusiasmo de un chico de veinte años.

Acaba de ser nombrado director creativo mundial de McDonald’s, con responsabilidad creativa en los cuarenta países del mundo en los que DDB atiende la cuenta.

Luis Miguel lanzó McDonald’s en México.

Y su agencia lleva la marca en el mercado hispano de los Estados Unidos desde 1994.

¿Quién mejor que él para liderar esa creatividad?

Supongo que a esta altura de Influencia, ya te habrás dado cuenta de que esto no tiene nada que ver con el periodismo.

Influencia es propaganda pura y dura.

Quiero venderte personas.

Todas distintas. Todas admirables.

Ahora que se ha puesto de moda el concepto de reinventarse, quiero que sepas que lo inventó Luis Miguel Messianu.

De cabezas latinas salen las mejores ideas del mundo.

Llegó la hora de que seamos capaces de endiosar lo que estamos haciendo.

Para endiosar la publicidad inglesa ya están los ingleses.


INFLUENCIA (*).

Nos sobra talento. Nos falta influencia.

Fernando Vega Olmos

(*) Los interesados en proponer nombres deben escribir a fernandovegaolmos10@gmail.com incluyendo en el asunto: “Influencia”.

Redacción Adlatina


Adlatina Magazine 129