Effie Latam 1er deadline
Gut Top

Adlatina en asociación con Adage

Newsletter

Jueves 2 de abril de 2020

Publicidad Brasil | SEGÚN UN INFORME ENCARGADO A MIND MINERS

Por Redacción Adlatina |

Leo Burnett Brasil analiza los cambios en los hábitos y rutina de los brasileños ante la pandemia

La encuesta se realizó a hombres (48%) y a mujeres (52%), entre el 13 y el 16 de marzo, y reveló que el 48% de los entrevistados todavía no está evitando el contacto social.

Leo Burnett Brasil analiza los cambios en los hábitos y rutina de los brasileños ante la pandemia
Incluso frente a los temores, se observa que una parte considerable de los entrevistados aún no ha adoptado las medidas indicadas para contener el brote del virus.

Un estudio encargado por Leo Burnett a Mind Miners, empresa de tecnología especializada en investigación digital, revela cambios en los hábitos y la rutina de los brasileños, así como el impacto en la forma de consumo ante la pandemia.

La empresa escuchó la opinión de quinientas personas sobre los cambios en los hábitos y el consumo ya implementados en la rutina de la población después de los primeros impactos de COVID-19.

El objetivo era investigar cómo el nivel de comprensión y preocupación de los consumidores sobre la epidemia, los canales donde más buscan información y noticias, los cambios en los hábitos y la rutina de los brasileños, así como el impacto en forma de consumo. La encuesta se realizó digitalmente, entre el 13 y el 16 de marzo, y abarcó las cinco regiones del país. Se escucharon hombres (48%) y mujeres (52%) de las clases A, B1, B2, C1, C2 y DE.

Tiago Lara, vicepresidente de datos y estrategia de la agencia, aseguró: “Leo Burnett cree que su entrega va más allá de la publicidad, las ventas y las marcas, sobre todo para brindar comunicación sin perder de vista lo fundamental: lo que es importante para las personas. Por lo tanto, en este momento, queremos entender el nivel de conocimiento, preocupación y acciones individuales que están tomando las personas sobre COVID-19 para que podamos actuar de manera más eficiente en la difusión de conocimiento y mensajes”.

El COVID-19 ya es una realidad, y los esfuerzos observados en todo el mundo y aquí en nuestro país apuntan a “aplanar” la curva de transmisión. Dentro de la base de entrevistados, la preocupación por el impacto en la economía en Brasil y en el mundo aparece, con un 52%, como la principal preocupación. Luego, existe el temor de que amigos y familiares contraigan la enfermedad (48%), seguido de la posibilidad de falta de productos en los supermercados (45%).

Pero, incluso frente a estos temores, en la práctica, se observa que, hasta ahora, una parte considerable de los entrevistados aún no ha adoptado las medidas indicadas para contener el brote del virus, en Brasil. Analizando el alcance nacional de la investigación y sus diferencias regionales, el hecho es que el 48% de los entrevistados revelaron que todavía no están evitando: salir a restaurantes, bares, clubes; utilizando el transporte público; ir a trabajar o estudiar, tampoco dejaron de ir a eventos, reuniones con amigos y familiares y eventos musicales y/o artísticos.

Este resultado (sin tomar medidas preventivas) varía considerablemente cuando comparamos el 43,3% de la clase AB con el 55% de los encuestados que pertenecen a la clase CDE.

Comprender la pandemia es una parte fundamental de la lucha contra su propagación. En vista de este escenario, el 82% de los entrevistados busca noticias al menos una vez al día, y el 53% revela que han aumentado considerablemente la frecuencia de su consumo de información.

Además de la televisión abierta (76%), que tiene una gran penetración en los hogares brasileños, los sitios de noticias (77%) y las redes sociales (64%) están desempeñando un papel central en la difusión de información sobre COVID-19.

Sin embargo, las redes sociales todavía se consideran canales poco confiables para obtener información tan importante como esta.

Acerca del consumo, después de conocer el aumento en el número de casos de contaminación, los entrevistados declararon que comenzaron a tomar medidas, como lavarse las manos, con mayor frecuencia (68%), usar gel de alcohol (63%), quedarse más tiempo en casa ( 44%) y profundizar la limpieza del hogar (15%), actitudes que están comenzando a tener un impacto en la decisión de compra. Los productos de higiene personal (30%), los productos de limpieza para el hogar (21%) y los medicamentos (14%) lideran el ranking de categorías que, según los consumidores, llevaron a cambios en sus hábitos de consumo.

Como resultado, los productos básicos de higiene fueron los primeros en terminar en los estantes de los supermercados. Según los entrevistados, hubo una carrera por el gel de alcohol (83%), jabones líquidos (56%) y desinfectantes (45%). El papel higiénico, que movilizó a toda Asia y Europa, también comienza a escasear aquí (38%).

Si algunos ganan por un lado, otros pierden por el otro. Según las respuestas de los encuestados, las bebidas importadas (57%), los alimentos importados (49%) y las bebidas alcohólicas (45%) permanecerán en los estantes (debido a una intención visible de reducir las compras). Un claro reflejo del alza del dólar desde que el virus comenzó a extenderse y que ha interferido drásticamente en el mercado financiero.

Descargar archivo

Redacción Adlatina