MARTES | 17 de Octubre de 2017
24.10.2012 |
INNOVACIÓN Y TECNOLOGÍA

(Por Emilia Åström, del staff de adlatina.com) - Poco tiempo después de que el servicio freelancer.com sea lanzado en Sudamérica, Matt Barrie viajó a Buenos Aires para dar una charla en el marco del eCommerce Day. Adlatina tuvo la oportunidad de hablar con Barrio sobre las oportunidades de la red y el futuro de las publicidades “Muchas empresas tradicionales están transformándose a empresas de software”, dijo, y citó a Google como el mayor ejemplo.

  • Matt Barrie: “Freelacer.com simplemente abre una parte del mercado que antes estaba desatendida”.

 

Matt Barrie es el ceo de freelancer.com, el sitio de outsourcing más grande del mundo. Entre los proyectos que pueden encontrarse en el sitio hay trabajos para programadores, diseñadores, SEO y copywriting. El sitio proporciona un mercado global de proyectos freelance facilitando la externalización de trabajos a los países que pueden ofrecer el precio más bajo por producción pero también ayuda a empresas pequeñas y a individuos a encontrar freelancers.

La empresa, basada en Australia, fue fundada en 2009 cuando Matt Barrie adquirió getafreelancer.com, que hasta ese momento contaba con 500.000 usuarios. Actualmente, freelancer.com tiene 4 millones de usuarios y la empresa está creciendo cada vez más. El año pasado, Matt Barrie ganó el premio Ernst & Young al Empresario de Tecnología del Año y su objetivo es hacer de freelancer.com el nuevo eBay de outsourcing.

 

-Usted es un conferencista popular en eventos de tecnología en el mundo. ¿Cuáles fueron los insights más interesantes de su charla en el eCommerce Day de Buenos Aires?

-La charla fue sobre las tendencias que se ven actualmente en la industria tecnológica. Estamos viviendo un tiempo muy interesante porque hay varias macrotendencias disruptivas al mismo tiempo. Una de ellas es que muchas empresas tradicionales están transformándose en empresas de software. El mejor ejemplo es Google: la mayor empresa de publicidades, y estamos hablando de una empresa de software. Lo mismo ocurre con el mayor vendedor de libros –Amazon-, o Skype para las comunicaciones. Estamos experimentando una reimaginación de todo. Esto puede verse en todos los ámbitos e industrias.

La otra tendencia de la que hablé tiene que ver con que ahora es el tiempo en el que el resto de la población del mundo está online. Hablamos de cinco mil millones de personas online, interrumpiendo el mercado de trabajo, con todo lo que eso significa. Esto acarrea el aumento de sitios como freelancer.com que facilitan la externalización pero tambien el crowdsourcing y el crowdfunding. La recepción de empresas que operan en estas áreas es muy positiva. Por el momento solamente un cinco por ciento de los usuarios de freelacer.com son de Sudamérica. De Argentina hay únicamente 17.000 usuarios, que es muy poco. Tenemos la intención de expandirnos de manera agresiva en Sudamérica y Brasil específicamente. Hasta el momento el sitio solo se había desarrollado en inglés, pero ahora también lo tenemos en español. Además, sumamos un equipo de apoyo que habla español y un manager regional. 

 

-¿Qué cosas de freelancer.com son las que más le entusiasman contar?

-No creo que acá en Sudamérica se haya oído mucho sobre este concepto aún. Hay sitios como Mercado Libre pero no creo que la gente sea consciente de que existe un mercado de freelancers online. Me entusiasma mucho hablarles sobre eso porque muchos están interesados en trabajar de manera independiente. Otra cosa que he visto durante mis conferencias en Latinoamérica es que todos están muy entusiasmados. Se siente como cuando hablo en Estados Unidos, como un pequeño Sillicon Valley.

 

-¿Cree que freelacer.com es un servicio disruptivo en el mercado de trabajo mundial por ayudar a exportar trabajo?

-No sé si lo veo de ese modo. El dinero aún va a los profesionales, pero ciertamente es un sitio que ayuda mucho al desarrollo de países. No está desplazando trabajos de ninguna manera. Lo que freelancer.com está hacinedo es permitir a diversas personas a trabajar en áreas tecnológicas que ya no existen en su país y eso es muy positivo. Creo que es muy positivo también para empresas pequeñas en todo el mundo. Hoy toda empresa pequeña necesita tener un website, pero cuánto cuesta conseguir un diseñador web o cuánto puede costar. Antes el desarrollo de un sitio podía llegar a costar algunos miles de dólares, mientras que ahora puede desarrollarse por unos cientos. En realidad, freelacer.com simplemente abre una parte del mercado que antes estaba desatendida. 

 

-¿Por qué se tardó tantos años en lanzar la empresa de manera global?

-Crecer lleva años. Además, llevó un tiempo acostumbrar a la gente a hacer transacciones online.  Al principio la gente únicamente utilizaba Internet por el email y los buscadores. Luego se empezó a comprar y vender cosas en eBay, primero como hobby pero ahora se compran y venden aviones y automóviles también.

El otro aspecto fue la enorme tendencia del offshoring. Todo empezó con American Express cuando mudó sus oficinas de soporte a India. Hoy, por ejemplo, si uno va a una empresa de contaduría en Suecia, es muy posible que se encuentre con que ellos no hacen su propia declaración de impuestos. Probablemente, la envíen a India. Eso esta pasando desde hace más de una década y se está difundiendo de las empresas grandes a las medianas y pequeñas. Ahora está llegando incluso a individuos y consumidores. Hoy se pueden externalizar proyectos por tan poco como 30 dólares. Es el progreso natural de la tecnología y nos estamos acostumbrando a usar la red pero, obviamente, hay un largo camino por recorrer.

 

-Para publicitar freelacer.com, se lanzó una gran búsqueda de tesoro en SXSW. El sitio tiene muchas características de gamification en su diseño y anuncia muchas competiciones en la página de Facebook. ¿Esa estrategia de usar gamification para impulsar el crecimiento del sitio fue desarrollada por una agencia de publicidad o es una idea propia?

-Empezamos a trabajar con esa campaña el año pasado. Hay una charla muy interesante en YouTube de Dice 2010, un evento de video juegos, con un chico que se llama Jesse Shell, que habla sobre el futuro de gamification, de cómo todo va a estar en un juego. El apocalipsis de los juegos. Es muy interesante. Para nosotros es una buena manera devolverles algo a los usuarios que utilizan mucho el sitio, a través de premios y beneficios.

También es algo interesante desde el punto de vista del marketing. Por ejemplo, en freelacer.com los usuarios ganan puntos cada vez que postean un proyecto en el sitio. Si queremos más proyectos, damos más puntos por fijar proyectos. Si queremos que los usuarios tomen más exámenes para aprender del sitio damos más puntos por eso. Básicamente, se puede customizar el comportamiento de los usuarios hasta el nivel micro. El feedback de los usuarios es muy positivo. Gamification es una herramienta que hace más divertido el trabajo, que a veces puede tornarse aburrido y esto lo hace un poco más agradable.

 

-De acuerdo con lo que mencionó anteriormente, muchas empresas tradicionales están transformándose a empresas de software. ¿Esto también ocurre entre las agencias de publicidad? ¿Hay mayor foco en desarrollo de software y aplicaciones?

-Creo que hay muchas oportunidades. Una de las razones por las que la publicidad sufrió un gran cambio a partir de la digitalización del negocio es porque antes no había una manera a medir el efecto de las campañas. Hoy se puede medir la cantidad de clicksque generó el dinero invertido, cuál fue el retorno, y por eso, la publicidad se está convirtiendo en una ciencia de analytics. En freelacer.com tenemos 300 gráficos donde, en tiempo real, podemos ver el tráfico que se transforma en suscriptores, en proyectos, en transacciones y licitaciones. Hay una gran oportunidad en la industria de la publicidad en cuanto al desarrollo de más tecnologías. Si uno pone un billboard en una autopista es difícil saber cuantas ventas generó porque no se puede medir el impacto. La publicidad no puede seguir con cosas que que no pueden medirse. Los medios analógicos tienen que ponerse al día con la red.

 

-¿A qué otros cambios habría que poner más atención?

-Creo que todos tienen que aspirar a entender más la tecnología. Las escuelas tienen que empezar a enseñar computación y programación. Estudiamos idiomas extranjeros pero no los lenguajes de las computadoras. Y la tecnología está acelerando cada día más. Si la población de un país no es tecnológicamente letrada, ese país va a terminar quedando atrás. Si volvemos a mis ejemplos de Google y Amazon como las empresas más grandes de publicidad en el mundo y el vendedor de libros más grande en el mundo, podemos ver que todas estas empresas son de Estados Unidos. Los países con una población más educada tecnológicamente hablando, se van a beneficiar más en el futuro.

 

-¿Cómo se puede estar al día con una tecnología que avanza a un ritmo vertiginoso?

-Leo muchas noticias de tecnología, de hackers, Tech Crunch y Reddit. Ahí es donde paso mucho de mi tiempo online, leyendo y viendo qué están haciendo otras personas. Dar charlas en eventos también es algo que me encanta hacer, me da la oportunidad de socializar y encontrar empresarios. Aprendo mucho sobre nuevas industrias y estrategias de mis estudiantes. Muchos de ellos fundaron sus propias empresas y yo los ayudo a ponerse en marcha, lo cual es algo muy interesante. También empleo a muchos de mis estudiantes. Uno de mis antiguos alumnos está ejecutando la parte de estrategia internacional en freelacer.com y tiene muchas ideas interesantes.

 

-¿Qué cree que es lo más importante que se puede aprender de los jóvenes?

-Las personas más jóvenes no tienen la carga de todas las cosas que hicieron en el pasado. Están excitadas por el futuro y pueden cambiar las reglas muy fácilmente porque no saben cuáles son esas reglas. Cuando uno es joven, fundar una compañía es algo excepcional porque cuando uno ya tiene cierta experiencia, empieza a ver las dificultades que acarrea, etcétera, en lugar de simplemente hacerlo y probar a ver qué pasa.

 

-¿Qué consejos podría darles a empresarios jóvenes que quieren tener éxito en el ámbito online?

-Hoy hay un montón de recursos online a los que se puede tener acceso sin costo. Obviamente,  las noticias son buenas para leer y estar al día sobre lo que otras personas están haciendo. Lo mejor es que hay mucha información que puede ayudarnos. Cuando fundé mi primera empresa no había nada. Tenía que crear todo sobre la marcha. Cuando empecé el primer año luego de la universidad no sabía lo que era un contrato ni como vender algo. Aprendí de mis errores, la mejor manera a aprender. Si uno está en un barco, cualquiera puede manejar con el mar tranquilo, pero se necesita experiencia para maniobrar en medio de la tormenta.

Además, cuando uno es joven, convertirse en entrepeneur no tiene desventajas porque uno no tiene niños ni dinero. ¿Qué es lo peor que podría pasar? Si al final uno no gana monetariamente, adquirió experiencia. Entonces el riesgo es muy bajo.

 

-¿Cuál es su próximo proyecto después freelacer.com?

-Todavía tenemos mucho para hacer. Ahora tenemos 4 millones de usuarios. Facebook tiene 100 millones. Aún podemos añadir un cero a ese número. Voy a estar en esto por un tiempo más.

Ver todas las noticias »