MARTES | 16 de Enero de 2018
13.12.2017 |
POR UN DICTAMEN FAVORABLE DE UNA CORTE SUPERIOR

(Ad Age) – Una jueza rechazó una demanda de tres mujeres que habían trabajado en el gigante tecnológico y lo acusaban de pagar sistemáticamente sueldos menores a las mujeres respecto de sus pares masculinos.

  • La gente toma fotos de un edificio de oficinas de Google en Mountain View, California.

Una Corte Superior de San Francisco ha dictaminado a favor de Google, al desechar una acción legal que acusaba al gigante tecnológico de pagar sistemáticamente a sus empleados varones más dinero que a las mujeres.
El juicio fue presentado por tres mujeres que habían trabajado previamente en Google. En septiembre, ellas denunciaron a la compañía ante la Corte Superior de San Francisco buscando una “acción de clase”. Dos de las mujeres, Kelly Ellis y Holly Pease, habían trabajado como ingenieras de software; entre las dos, tenían casi 15 años de experiencia. La tercera, Kelli Wisuri, manejó las comunicaciones ejecutivas por algo menos de dos años.
La acción proclamaba que había “sistemáticas disparidades en compensación contra las mujeres en todas las categorías”. La jueza de la Corte Superior Mary E. Wiss dijo en su dictamen que “las alegaciones fueron no convincentes e insuficientes como para declarar una reivindicación de clase”.
Las demandantes no pudieron demostrar que fueron retribuidas insuficientemente por realizar trabajos similares o mejores que sus contrapartes masculinos, agregó la jueza Wiss.
El juicio había buscado representar a todas las mujeres que habían trabajado en Google, en California, durante los últimos cuatro años.
Alrededor del 70% de la fuerza laboral de Google y el 80% de su staff técnico son hombres, según el informe demográfico más reciente de la compañía, que se pública cada año desde 2015. La empresa ha dado pasos para resolver el desequilibrio, al ofrecer a grupos de networking y apoyo para minorías y mujeres. No obstante, basados en su propia data, el número de mujeres en tareas técnicas o de liderazgo se incrementó en un 1% desde 2016.
Google no respondió a los pedidos de comentarios. Las tres mujeres tienen 30 días para plantear una apelación, según la medida judicial.
“Como dijimos antes, nosotros trabajamos realmente duro para crear un gran lugar de trabajo para todos, y darle a cada uno la posibilidad de prosperar aquí –dijo un ejecutivo de Google después de la sentencia judicial–. Si vemos discrepancias individuales o problemas, trabajaremos para resolverlos”.

Ver todas las noticias »