MARTES | 18 de Septiembre de 2018
24.09.2007 |
JAPÓN SE VA A LA LUNA

Japón lanzó con éxito el primer satélite explorador lunar del país. De esta manera, se adelanta a China y la India. Su objetivo es construir una base lunar en el 2025.

  • La Agencia de Exploración Espacial japonesa (JAXA) lanzó un cohete que transporta la sonda de observación de la Luna.
  • Está dotado con 14 instrumentos científicos que recopilarán información sobre la Luna.

Según una de las fábulas más antiguas de Japón, Kaguya era una princesa de la Luna que de chica fue encontrada en un tronco de bambú por un campesino que la crió hasta que más grande volvió a su hogar. Por eso, ese fue el nombre con el que bautizaron al satélite Selene (Selenological and Engineering Explorer), que fue lanzado días atrás por el país nipón para explorar la Luna.


Tras despegar a bordo de un cohete H-2A -diseñado y fabricado por Mitsubishi- del centro espacial de Tanegashima, situado al sur de Japón en la isla de Kyushu, el satélite despegó con éxito y permaneció dos días en órbita alrededor de la Tierra, antes de dirigirse hacia la Luna.


Una vez que alcance su destino -dentro de veinte días- el Kaguya comenzará a desarrollar la misión espacial más ambiciosa de las ideadas por Japón: estudiar los orígenes y la evolución de la Luna como paso previo a la construcción de una base lunar en el año 2025.


 


Una idea ambiciosa


Con el fin de poder alcanzar tal objetivo, el satélite está compuesto por un orbitador principal de 3 toneladas y dos sub-satélites de 50 kilogramos de peso. Además está equipado con 14 instrumentos científicos que recopilarán información sobre la superficie lunar para averiguar su composición mineral, geográfica y campo gravitatorio. Y posee una cámara de televisión de alta definición para tomar imágenes de este planeta.
“Confiamos en que, gracias a los datos proporcionados por Selene, podamos encontrar un buen lugar para un futuro alunizaje”, dijo en una conferencia de prensa Shinichi Sobue, uno de los científicos de la Agencia Japonesa para la Exploración Espacial (JAXA).


Kaguya es, hasta el momento, el satélite de investigación lunar de mayor altura y supone el comienzo de la primera misión a gran escala del mundo destinada a explorar la luna desde el programa Apollo de los Estados Unidos. El proyecto costó alrededor de 55.000 millones de yenes, 343 millones de euros.
"Es un programa muy importante para los científicos de todo el mundo. Si llega a su fin, va a permitir sobrepasar las fronteras de la humanidad más allá de la Tierra y valorizar a Japón y sus tecnologías", dijo Hajime Inoue, director de investigaciones espaciales de JAXA. "Si la misión sale bien, continuaremos nuestras investigaciones de la Luna. Este es, en todo caso, nuestro objetivo". El sueño de Japón es construir una base humana internacional en la Luna.
Por su parte, China y la India también estaban preparándose para sus propias misiones de exploración lunar, pero éstas estarán listas en las próximas semanas y en 2008, respectivamente.
Por eso, Japón está contento de haber logrado adelantárseles, ya que hasta ahora sus ambiciones espaciales habían sufrido algunos reveses. El cohete H-2A estuvo paralizado un año y la sonda Hayabusa aún no regresa sin que se sepa si cumplió o no su misión. Otro programa lunar de menor envergadura, Lunar A, fue anulado el año pasado.
El dragón rojo, a fines de este año, tiene previsto mandar otro satélite orbital a la Luna, el Chang´e-1, y en 2008 llevaría a cabo su tercera misión espacial tripulada, en la que un cosmonauta dará un pequeño paseo por el vacío interestelar. Además, China se ha marcado como objetivo para 2012 posar sobre la superficie lunar un vehículo no tripulado que tome muestras y regrese a la Tierra cinco años después. Quieren ser los primeros en volver a la Luna.


Todo ello, por supuesto, con el permiso de Estados Unidos, Japón y la India, que también quiere participar en esta carrera espacial lanzando el próximo año el satélite Chandrayaan-1 con el mismo destino: la Luna.
Por ahora, Japón es el primero en volver, tras varios años, a poner a la Luna como destino final. El resto está por verse. Luego de años de lucha entre Rusia y Estados Unidos, la conquista del espacio vuelve a cobrar fuerza con nuevas figuras.

Ver todas las noticias »